sábado, 19 de septiembre de 2015

La barriga es sinónimo de jerarquía

Estaba en el lobby de una entidad estatal junto con Luis, un colega de la oficina, esperando una audiencia con el jefe de dicha entidad.
Ya teníamos casi media hora de espera y ante la inminente audiencia nos pusimos de pie mientras continuábamos la conversación. En ese momento hizo su aparición un grupo de tres personas que al pasar por nuestro lado solo me saludaron a mí, efusivamente y con apretón de manos incluido.
Una vez que dichas personas se alejaron:

Luis: ¿Te conocen?
Elmo: No, solo les seguí la corriente.
Luis: ¿Y por qué solo te saludaron a ti?
Elmo: Seguro que se han confundido.
Luis: Puede que se hayan confundido pero eso no los hace menos inteligentes.
Elmo: ¿Por qué lo dices?
Luis: Por qué te han visto y han pensado "ese debe ser el jefe, ese se la lleva toda" (mientras me palmeaba la panza).