miércoles, 17 de diciembre de 2014

MONÓLOGO 98

Es curioso, los que más se indignan por las cosas que ocurren en el país son los que menos pagan impuestos.


 

sábado, 13 de diciembre de 2014

Los placeres de Jerónimo

Conversaba con Jerónimo, el colega más viejo de la oficina, sobre la última feria del libro:

Jerónimo: Aproveche y me compre el libro X en la feria.
Elmo: Yo descargué el PDF en la tablet y lo estoy leyendo.
Jerónimo: ¡No vas a comparar eso! con leer un libro original.
Elmo: ¡Ah caray!, ahora te me vienes a aburguesar, después de haber hecho toda la carrera con fotocopias de libros.
Jerónimo: Ahora que uno es profesional hay que comprar originales ...
Elmo: Pues que cobren lo justo, no voy a pagar S/. 120 soles por un libro.
Jerónimo: Pero no me vas a negar que leer un libro original es un placer para los ojos.
Elmo: Eso será para ti, a tu edad la lengua y los ojos son tus únicas fuentes de placer.
Jerónimo: No seas malcriado.

jueves, 4 de diciembre de 2014

MONÓLOGO 97

La política sirve 

para liberar a los que le roban al pueblo 

y para apresar a aquellos que le cobran impuestos a los empresarios.


 

jueves, 27 de noviembre de 2014

MONÓLOGO 96

Unos se sienten a gusto con una empresa telefónica, 

otros se sienten a gusto con otra, 

pero en el fondo todas las telefónicas son iguales, 

tal como ocurre con las mujeres.


sábado, 22 de noviembre de 2014

Adiós Susana Villarán, ¿adiós reforma del transporte?

Susana Villarán se va, con más pena que gloria, y éste pretende ser un balance desapasionado de su labor frente al municipio capitalino.

En primer lugar hay que mencionar el viento en contra que marcó su gestión, los medios de comunicación la tuvieron contra la pared desde candidata y no asimilaron que derrotara a "su candidato" Castañeda.

Es así que desde el primer día en el sillón municipal tuvo la revocatoria como espada de Damocles sobre su cabeza, revocatoria que se llevó a cabo, cuyo propósito no solo fue sacarla del municipio sino crear inestabilidad en su gestión, retrasar las inversiones, desmembrar su cuerpo de regidores, pero sobre todo anular su inscripción electoral (lo que más tarde la obligaría a buscar el vientre de alquiler de ese mamotreto llamado Diálogo vecinal).

Pero la derrota de Villarán es también por culpa propia, no solo por faltar a su palabra de no "permanecer ni un día mas" en el palacio municipal sino también por otros "méritos propios" cuyo denominador común fue su falta de conexión con la realidad.

Así tenemos: la erradicación de La Parada mal planeada y mal ejecutada, no solo afectó a los comerciantes de La Parada sino también a todos los comerciantes de Lima, incluyendo a los vecinos del lugar que tenían una actividad económica alrededor de dicho mercado mayorista.

La ineficiencia fue otra de sus marcas indelebles, cuya mejor muestra es el Puente Bella Unión que hasta ahora no es reconstruido y se sigue usando un puente provisional Bailey, a cuya construcción se opuso y que Castañeda aprovechó para en plena campaña electoral colocar un panel con el lema "El puente Lucho lo hará".

También cayó mal en la opinión pública los sueldazos, dietas y comisiones que cobraban sus asesores, regidores y consultores. La palabra caviar se hizo de imperiosa necesidad para nombrar a tanto fulano que cobraba muy bien en el municipio sin que se viera trabajo tangible alguno, el único merito de tales caviares era ser amigo de Susana, de las ONGs ayayeras o de la "infanta" que mandoneaba en el municipio como si fuera su chacra.

Pero el espectáculo mas triste y patético fue el protagonizado por Susel Paredes, luego premiada como vocera, inutilizando con una aplanadora los carritos donde humildes mujeres (¿y la defensa de las mujeres?), se ganaban la vida vendiendo huevos sancochados, mientras ella adoptaba una pose de emperatriz para la foto de rigor, como si a dichas mujeres les sobrará el tiempo y el dinero para dedicarse a cosas inútiles como los caviares.

Empero, Susana fue la única alcalde de los últimos tiempos en comprarse, en serio, el problema (y lío) con el trasporte público y que ojalá no la reforma emprendida por ella, no se detenga.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Hipsters, adultos involucionados

Cada cierto tiempo aparecen y se ponen de moda alguna fauna urbana; si no son los subtes, son los punk;  si no son los fresas, son los emos; si no son los hippies, son los rastas; si no son las candys son las panks. Todos con algún grado de involución.

Porque nadie podrá negar que los subtes y los punks justifican su falta de socialización mediante la marginalidad, los emos y los fresas evidencian una gran inestabilidad emocional, los hippies y los rastas se caracterizan por la falta de prolijidad, mientras que las candys y las panks le huyen al compromiso por múltiples razones que sería largo enumerar aquí (y que sería materia de un tratado psicológico).

Nadie podrá negar que la sociabilidad, la estabilidad emocional, la prolijidad y el compromiso son características de una adultez bien llevada.

De toda esta fauna, los hipsters son los más involucionados y mientras mayor sea su nivel socioeconómico más retrasados y ridículos están dispuestos a mostrarse.

Se visten como viejos
¿Quién de niño no ha usado la corbata michi, el sombrero afelpado o los anteojos de carey pertenecientes a su padre?, es parte de la curiosidad y el sentido de imitación de los niños, pero continuar ese comportamiento hasta la adultez amerita una visita al psicólogo. Creo que el precursor en este rubro fue Farid Matuk.

Pretenden ser selectivos al comer
Una buena alimentación debe ser balanceada lo que en palabras sencillas significa que debe incluir todo tipo de alimentos.

En este aspecto y tal vez motivados por Steve Jobs, un innegable hipster, los hipsters son selectivos al momento de alimentarse, prefieren el sushi al cebiche, desprecian las menestras en favor de las frutas, le huyen a las carnes y pretenden alimentarse solo con vegetales.

Los hipsters deben tener en cuenta que Jobs murió a los 56 años, cosa que a cualquiera le puede pasar, nadie está libre de un accidente o de una desgracia, pero morirse por una mala alimentación es una reverenda estupidez.

Tienen gustos raros
Si de rarezas se trata el mundo de los hipsters está lleno de ellas.
La barba a medio afeitar, el gorro en pleno día soleado, el sobretodo en un país ecuatorial como el Perú, el sombrero de fieltro, el cigarro electrónico, la música alternativa, el cine independiente, el café descafeinado, el sexo tántrico, el veganismo, cualquier cosa es pretexto para evitar lo mainstream.

Apoyan causas absurdas
De niño uno se embarca en aventuras y cruzadas de toda índole, tales como alimentar a todos lo perros, coleccionar todas las figuritas o artículos de un personaje, acabar la pobreza en el mundo, etc.

Pero luchar por los derechos de los gatos despreciando los derechos humanos es de desadaptados, pretender acabar las desigualdades desde un computador es propio de caviares y querer acabar con la pobreza con marchas es propio de comunistas. Téngase en cuenta que el comunismo pertenece al pasado y los caviares son los comunistas de estos tiempos

Finalmente, los hipsters en su afán de mostrarse diferentes, como ocurre con los adolescentes, resultan siendo igual de comunes y ordinarios, con el agravante de aparecer como vulgares adultos involucionados.

martes, 11 de noviembre de 2014

MONÓLOGO 95

Yo podría ser rapero, tengo flow y puedo hablar rápido;

pero no se me ocurren tantas cojudeces juntas.