jueves, 30 de diciembre de 2010

Bienvenidos sean los excesos


Amig@ lector@:

Puede que ya estemos grandecitos
para creer en Papa Noel,
pero nunca se es suficientemente grande
para no celebrar el Año Nuevo.

Que el Nuevo Año le traiga
Salud
(es lo más importante),
Dinero
(que nunca está de más)
y Amor
(oh yeah).


viernes, 24 de diciembre de 2010

Para los que si, para los que no y para los otros también

Una bonita Navidad para todos;
para los que adoran a Jesús,
para los que no lo adoran;
para los que esperan a Santa Claus,
para los que no lo esperan;
para los que cantan villancicos,
para los que los odian;
para los que vuelven a casa,
para los que se van;
para los que se estresan en Navidad,
para los que de divierten;
para los que gustan del pavo,
para los que no lo tienen;
para los que actualizan su blog,
para los que no lo hacen.

Si no tienes idea de lo que es la Navidad,
solo mira el inusitado brillo de los ojos de un niño
cuando recibe el más insignificante de los regalos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Las buenas y las malas

Un paquete de pañales 50 soles,
una lata de leche S-26 90 soles,
cuando yo le digo
"mamá te va a enseñar la cosas buenas
y yo te voy a enseñar las cosas malas de la vida"
que Elmito me responda "¡agu, agu!"
mientras agita frenéticamente la piernas,
no tiene precio.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Covey, ¿win-win o won-won?

En la oficina existen 35 nombrados y casi 80 contratados, el personal nombrado tiene derecho a una canasta navideña mientras que el personal contratado no lo tiene; yo pertenezco al grupo de contratados sin derecho a canasta.

Al llegar a la oficina, Su se encontraba solicitando proformas para canastas navideñas:

Elmo: Buenos días Su.
Su: Hola Elmo.
Elmo: ¿En qué andas?
Su: Pidiendo proformas de canastas navideñas y la más barata que he conseguido nos sale a S/. 69 soles.
Elmo: Yo tengo una idea para abaratar el precio de las canastas.
Su: ¿En serio?
Elmo: En serio, en lugar de comprar 35 canastas, que la oficina compre 125 canastas al por mayor y le damos canastas a todos, nombrados y contratados, y la oficina ahorra en el precio de las canastas; es un todos-ganan.
Su: (riéndose) la idea es muy buena pero no hay presupuesto.

Por mi parte, Stephen Covey y su win-win pueden irse al joraca.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Visita protocolar

Los visitas a la suegra son visitas protocolares como la que suelen realizar los presidentes del vecino país sureño a nuestro a país.

No es una visita de amigos como la que le hizo el presidente boliviano Paz Zamora al presidente Fujimori y juntos se fueron a la playa de Pisco o como la que le hizo Felipe González a Alan García en su primer gobierno y juntos se fueron al Cuzco en un helicóptero piloteado por el mismo García.

Tampoco uno va de visita a la suegra con una emoción anticipada o una alegría desmedida, mas bien uno se resiste con un "¿tengo que ir yo?", "¿no puedes ir tu sola?", "¿si quieres me llamas y te recojo?", pero en aras de la unión familiar uno tiene que ceder con un "ya pues vamos a ver a la vieja".

En las visitas protocolares nada se deja al azar y hay detrás un trabajo intenso de las cancillerías, quienes acuerdan y reglamentan todo, desde la cantidad de fotos hasta la comida a servir. De la misma manera, en las visitas a las suegras es la esposa la encargada de establecer las reglas respectivas:

- "no hagas tus bromas pesadas",
- "pero habla no te quedes mudo"
- "no pongas los pies en la mesita de centro",
- "lo que cogas, lo pones en su sitio",
- "no compares la comida con la de Mamuska"
- "cuando entres al baño baja la tapa", y
- y un larguísimo etcétera,

con lo que la visita a la suegra comienza a adquirir ribetes de tortura.

Hoy tengo una visita protocolar que hacer y me queda la pregunta ¿Por qué las mujeres todo lo quieren convertir en obligación?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Si perdonan a Farfán, chau Brasil 2014

En el anterior Mundial de Sudáfrica 2010 yo pronostiqué y acerté rotundamente que con “Chemo” Del Solar como entrenador no íbamos al mundial, a pesar del auspicioso empate con Brasil (y Uruguay) y que motivó el festín del Golf Los Incas.

Y es que siendo el “Chemo”, en su época de jugador amarrador y argollero, quien comenzó la mala costumbre de negarse a jugar por la selección, nunca iba a ser capaz de imponer autoridad (con que autoridad le podría pedir a Pizarro que se quite el ipod y sude la camiseta por el Perú) ni armar un equipo que juegue en conjunto (los “extranjeros” siempre se creyeron - y se creen - mejores que el resto de jugadores y con derechos por encima del entrenador, basta con escucharlos abrir la boca); por lo que el descalabro era evidente.

Conversaba sobre esto y nuestras posibilidades en el Mundial Brasil 2014, con Juan y otros colegas de la oficina:

Juan: Entonces Elmo, ¿tampoco apoyas a la selección de Markarian?
Elmo: Si convoca a los pizarros, solanos, farfanes, guerreros y mendozas, no podría apoyarlo.
Juan: A ver dime, ¿Cuándo juegue el Perú a quién vas a apoyar?
Elmo: Al que juegue mejor, recuerda que yo no soy hincha, soy amante del buen fútbol, así se juegue en la canchita de mi barrio.
Juan: Pero ellos son peruanos como tú y son los más seleccionables que tenemos.
Elmo: Mira Juan, te lo voy a poner fácil, yo puedo perdonar que mi esposa no sepa cocinar, que no sepa planchar mis camisas blancas, incluso su inexperiencia en la cama, lo que no podría perdonar es que ella hiciera poses con otros y no las haga conmigo.

(inserte risas aquí)

Por tanto, si se perdona a quienes meten goles por otros equipos y no con la selección, se estaría convalidando la traición, se perdería la unidad del grupo y el principio de autoridad, sin los cuales no hay equipo posible y sin EQUIPO nos despedimos por adelantado de Brasil 2014.

Profe Markarian, no tropiece usted con las mismas piedras.

Elmo Nofeo
D.T. Honoris Causa

jueves, 18 de noviembre de 2010

MONÓLOGO 4


En contraste a lo que piensa Mamuska, para mi esposa soy el mismo diablo en persona y es poco lo que puedo hacer para revertir la situación luego de que en la compañía en la que nos conocimos nunca destaque por ser el mejor, mi único mérito fue ser el que bailó calato con una corbata anudada en la cabeza en la despedida de soltero de uno de los gerentes.

Y no hay nada más prodigioso que la memoria de una mujer.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Un blogger menos, un tuitero más

Empiezo aclarando, no es que me haya cambiado de bando, me haya dejado seducir por la inmediatez del twitter o el figuretismo del facebook; se trata de mi colega y mejor amigo Bruno.

Bruno es un colega de la oficina y siempre me consulta sobre temas de tecnología, por lo que en algún momento le propuse que con todas las consultas y respuestas obtenidas hiciera un blog, idea que al parecer le interesó.

Hoy, al llegar a la oficina, mientras nos poníamos al corriente de lo hecho por cada uno de nosotros en el fin de semana, Bruno contó que su esposa estaba de viaje y por tanto tuvo que cocinar:

Bruno: Entonces con los chicos decidímos cocinar en casa.
Elmo: Ah, que bueno.
Bruno: Pero eso si, el arroz que hice ayer me salió riquísimo.
Elmo: Mira Bruno, eso último es lo más gay que he oído.
Bruno: Mejor no cuento nada.

Y pasamos a otro tema.

En la noche, en casa, luego de cenar y mientras esperaba que el sueño me atrapara, revisaba algunos blogs conocidos, en uno de ellos que incluye enlaces al twitter, encontre un tuit que comentaba acerca de un corso que pasaba por su ventana, por mi cabeza pasaron muchas ideas acerca del autor de aquel tuit:

- hay que ser un aburrido para no tener mejor cosa que contar de un corso que pasa por nuestra ventana,

- que debe ser un antisocial en el trabajo y no tiene con quien compartir sus emociones,

- que debe tener complejo de periodista, o

- que se trataba de un solitario;

estaba con ese hervidero de ideas cuando se me vino a la mente Bruno, me puse a pensar que él sólo quería exteriorizar algo que llevaba adentro y que no pudo hacerlo en casa, por ausencia de su esposa y los hijos no entienden de esas cosas, por eso buscó a sus amigos (a nosotros) para contarnos de su arroz mejor logrado y yo le cagué la iniciativa.

Creo que ya lo perdí como blogger, lo mas probable es que termine creándose una cuente en Twitter para anunciarle a millones de desconocidos en todo el mundo: "El arroz que hice ayer me salío riquisimo como nunca".

miércoles, 27 de octubre de 2010

Abran los balcones, beban rones, rompan lo que quieran que lo pago yo


Actualización al 29 de Octubre (porque es de mala educación postear borracho):
Nació mi niño, mi niño, nuestro niño, ¿quién lo creyera?,
que después de haber andado tanta esquina,
correteado tanta hembra y enredao' en mil problemas,
¡IBA YO A SALIR PAPÁ!, ay cara...

Nació mí niño, mí niño, nuestro niño, mira qué vaina,
no me atrevo ni a a tocarlo, por temor a lastimarlo;
estoy tan emocionado que soy capaz de soltarlo.
¡Y EN ESTE MUNDO, CABALLEROS, NO HAY UN NENE MÁS BONITO!

Y tú MI NEGRA, ¿CÓMO ESTÁ MI REINA BELLA?,
que perdiste mucha sangre me contaba aquí el Doctor,
vine corriendo con Baba, Foncho y el Franklyn,
me los traje desde el parque, porsiaca una transfusión
es que yo estoy que ni sangre puedo darte,
me bebi treinta cervezas y dos botellas de ron
¡POR LA EMOCIÓN DE TANTA ESPERA!

Y cuando crezca, ¿qué será?, ¿qué será?,
será acaso un pelotero como Aparicio o Clemente,
ídolo de su gente y gloria para el béisbol,
o a lo mejor sale un genio en matemáticas, un inventor,
un gran sonero y ¡cuidado que hasta doctor!
Y eso sí señor, lo pido en tú nombre,
QUE NO ME SALGA MARICA, QUE NO ME SALGA LADRÓN,
que, aunque sé que he hecho mis trampas,
trataré de darle todo, lo que nunca tuve yo.

Nació mi niño, mi niño, NUESTRO NIÑO, ¡ay cara!
¿quién lo creyera?, mi presión casi revienta,
cojalo suave doctor.
Fueron nueve meses de angustias e incertidumbres y
hoy es el momento cumbre; ¡POR FIN HA EMPEZADO EL SHOW !

¡NACIÓ MI NIÑO, ABRAN LOS BALCONES,
BEBAN RONES Y ROMPAN LO QUE QUIERAN
QUE LO PAGO YO!

BEBAN TODO LO QUE QUIERAN Y DESPUÉS ME TRAEN LA CUENTA
Y SI NO HYA CON QUE PAGARLA PUES VEREMOS QUE SE INVENTA.
No sé si es la borrachera, ¿qué es lo que está pasando?
pero croe que hasta la ropa del balcón está bailando.

Usen el baño si quieren pero con mucho cuidado
¡SI NO HAY PAPEL NO SE QUEJEN DESDE AYER ESTA TAPAO!
Se ha formado una gran fiesta, todo el barrio está conmigo,
como NADIE TIENE PLATA ¡QUE TODO EL BARRIO SEA EL PADRINO!

La cerveza se está enfriando en la tina donde se lava
la gente sigue llegando ¡ESTA FIESTA A NO SE ACABA!
Ya se está acabando el hielo y esto aquí sigue prendido,
¡esta fiesta no se acaba SINO ESTO YA AMANECIO'!

¡NACIÓ MI NIÑO,
ABRAN LOS BALCONES,
BEBAN RONES
Y ROMPAN LO QUE QUIERAN
QUE LO PAGO YO!


sábado, 23 de octubre de 2010

Aprendiendo a ser caballero

Ahora que ando sin movilidad, uso una combi de Las Viñas para llegar desde el final de la avenida El Corregidor hasta la avenida La Molina para hacer una conexión y abordar una Daewoo.
En vista de que salgo del primer paradero y con la finalidad de bajar sin apretujarme suelo ocupar el asiento del copiloto, pero nunca el asiento del medio por lo incómodo y porque está prohibido.

Hoy tuve que hacer el mismo recorrido, en el trayecto, en tres ocasiones sendos potenciales pasajeros rehusaron viajar en el asiento del medio cuando me bajé de la combi a fin de que ocuparan dicho asiento, ignorando el "arrímese caballero" que profería el chofer.

En el Óvalo de La Fontana la combi se detuvo una vez más y esta vez una señorita también se rehusó a viajar en el asiento del medio lo que motivo la intervención del chofer:

Chofer de la combi: Tiene que aprender a ser más caballero (dirigiéndose a mi).
Elmo: Lo que me faltaba, ahora resulta que un chofer de combi me va a enseñar a ser caballero.
(inserte aquí risas de toda la combi y un "que maleao")
Chofer de la combi: (dirigiéndose a su cobrador) Chino, devuélvele su pasaje y que se baje.

Mi primera intención fue "guerrearla" y no bajarme, pero lo pensé mejor, tomé el sol que me ofrecía el cobrador, me bajé de la combi y camine la cuadra que me separaba de mi destino.

sábado, 16 de octubre de 2010

MONÓLOGO 3


Quienes más se sienten llamados a defender su honor,
son aquellos que no lo tienen.

domingo, 10 de octubre de 2010

Desacuerdo

Tú dices no,
yo digo si;
tú dices es costumbre,
yo digo es amor;
tú dices no lo repitas,
yo repito te amo, te amo;
tú preguntas ¿Qué sabes de amor?,
yo me pregunto ¿Cómo hacerte saber
del intenso vacío que siento cuando te pienso?

sábado, 2 de octubre de 2010

Elmo Riquelme

Debido a que la universidad pretende modificar la malla curricular de nuestra maestría (hablo en nombre de todos los maestristas de mi promoción, no crea amigo blogleyente que tengo la mala costumbre de hablar en plural innecesariamente) de manera inconsulta y de manera retroactiva, después de clases hicimos una asamblea de estudiantes en el aula para ver las medidas a tomar.

Las ideas fueron surgiendo una a una y hasta yo me sentí llamado a hacer una propuesta:

Elmo: Yo me ofrezco a encadenarme calato* a la reja de la universidad, porque si vamos a protestar que sea de manera contundente y que tenga rebote en la prensa.
(señorita Vicky levantando la mano, la delegada le da el uso de la palabra)
Vicky: Yo estoy de acuerdo en protestar como Elmo dice.
(inserte aquí aplausos de toda el aula y varios "¡Vicky!, ¡Vicky!, ¡Vicky!")
Vicky: (ante el repentino y extraordinario entusiasmo del aula) A ver, a ver, ¿cuál la propuesta de Elmo?
El aula entera: ¡Calatearse en la puerta de la universidad!
Vicky: No, esa parte yo no había escuchado, si quiere desvestirse que lo haga él solo.
(inserte silbidos de desaprobación)

Es así como me quede sin apoyo para mi propuesta y decepcionado por la desunión del grupo.

* Calato: sinónimo de desnudo, en cueros, en pelotas, sin nada encima. Por mi parte creo que decir calatearse es más contundente, desnudarse suena casi a arte; un hombre se calatea, una muejr se desnuda.

domingo, 26 de septiembre de 2010

MONÓLOGO 2


Si un hombre casado
desea saber como será su esposa en el futuro,
sólo tiene que mirar a su suegra.

sábado, 18 de septiembre de 2010

¿Quién le pone el cascabel al gato?



Entre todos los profesores que hemos tenido (hablo en nombre de todos los maestristas de mi promoción) en lo que va la maestría, la mejor profesora y a la vez más exigente fue la Doctora E. Durante su curso, la Doctora E nos hizo leer dos librotes, uno de 800 páginas y otro de más de 600, que gentilmente nos prestó para fotocopiarlo, además de exigirnos una monografía semanal.

Entre los maestristas la desazón era generalizada debido a su exigencia y era moneda corriente escucharles frases como "la profe cree que somos alumnos de pregrado", "como se le ocurre pedir un trabajo semanal", "debe tener en cuenta que trabajamos", todas cargadas de crítica al grado de exigencia; pero nadie se atrevía a decirselo a la misma Doctora E.

Para la clase de técnicas de debate de la Doctora E., en grupos de 6 teníamos que hacer una demostración de un debate con un tema a nuestra elección. Con cierta reticiencia del resto de mi grupo, propuse como tema "El amor" en contraste con los otros grupos que eligieron temas más serios y menos controversiales. Asimismo le avise a mi grupo que haria de "abogado del diablo" para evitar sorpresas en el debate.

Llegado nuestro turno para la demostración, el moderador designado empezó con la rueda de preguntas a cada uno de los 5 panelistas. En evidente contraste con las respuestas del resto del grupo, mi intervencion (en versión resumida) fue la siguiente:

Moderador: ¿Está usted enamorado?
Elmo:
Yo me enamoro todos los días.
Moderador: ¿Cree usted que el amor repara en raza, condición social o religión?
Elmo: Si alguien repara en esos detalles es un infeliz, Dios nos hizo diferentes no para que vayamos por ahí comparandos, sino para que cada uno de nosotros seamos únicos.
Moderador: ¿Cree usted que el amor acaba?
Elmo:
En un corazón sano, el amor siempre se mantiene inalterable como amor; en un corazón enfermo, el amor se transforma en odio.
Moderador: ¿Entonces, qué es el amor para usted?Elmo: Yo no sé lo que es el amor y no lo voy a saber nunca. No se puede intentar definir el amor sin pecar de ingenuo, cursi o atorrante.
Cuando se dio pase a la rueda de preguntas por parte del público (función cumplida por el resto de maestristas para la ocasión), como es obvio casi todas las preguntas fueron dirigidas para "el que no cree en el amor", o sea para mí, fue cuando entonces en un arranque de sinceridad y para aclarar (porque en estos asuntos hasta los negros tienen que ser claros) los malos entendidos repliqué:

"Yo no sé lo que es el amor, pero eso no significa que no crea en el amor. Es más, yo amo a mi esposa, amo a mi madre, amo a mi patria, amo a mi profesion, amo escuchar este curso, lo que no amo es hacer las tareas".

(inserte aquí aplausos de toda el aula y varios "te apoyamos")

lunes, 6 de septiembre de 2010

Quien chupa* con chatos golpeado amanece

Noche de un viernes ruidoso, fin de una semana agotadora en el trabajo, la paz que da el no dejar nada pendiente para el Lunes siguiente, camino a casa, un sólo deseo en mente, llegar y dormir.

De entre la multitud anónima que camina a mi lado, superando el bullicio reinante, un grito me llama "¡PROMOCIÓN!", miro al tipo que se me pone al frente, un metro y cincuentaiocho, calvicia avanzada, ojos encendidos, cara brillante, estado eufórico, el mismo peinado-raya-al-medio de siempre (cuando uno se está quedando calvo, lo peor que se puede hacer es peinarse con la raya la medio), unos 15 kilos de sobrepeso en ese tamaño conspiran para que no pueda reconocer a Ricardo Páez, "Chato" Páez para los amigos, compañero de promoción de la universidad.

Una vez que pude reconocerlo nos trenzamos en un abrazo como sólo dos viejos amigos lo hacen:

Elmo: ¡CHATO!
Chato Páez: ¡ELMO!Elmo: ¿Cómo has estado?
Chato Páez: Aquí pues y tú ¿cómo estás?Elmo: Bien, yendo a casa.Chato Páez: Oe, estas gordito (palmeándome la panza).Elmo: Mira quien lo dice (devolviéndole el palmoteo).Chato Páez: No te vas a picar ¿no?
Elmo: Nooo, las personas como yo engordamos, en cambio los chatos como tú se deforman.Chato Páez: Ja ja ja ja ja ...

y nos maleteamos como sólo dos amigos lo pueden hacer. Me propuso darle el uso habitual a un viernes:

Chato Paéz: ¿Hace cuánto tiempo que no nos perdemos como antes?Elmo: Fácil 10 años que no nos vemos.Chato Páez: ¿Vamos entonces?Elmo: ¿A dónde?Chato Páez: No sé, por acá hay un hueco** ...Elmo: Mejor lo dejamos para otro día (recordando mi clases a las 8.00 am del día siguiente) .
Chato Páez: Uhhhh, eres sacolargo ***.
Elmo: No te pases, tú eres un borracho.Chato Páez: Mejor borracho que sacolargo.Elmo: Yo tengo que hacer mañana temprano, pero tú seguro a esa hora recién estas llegando a tu casa.
Chato Páez: Pero nunca he llegado con la manos vacías, siempre llevo mi pollito.
Elmo: Claro, porque si no te mueres de hambre al día siguiente, tu esposa no va a alimentar a un borracho y encima belicoso.
Chato Páez: Entonces, otro día...
Elmo: Por supuesto...

intercambiamos telefónos y nos despedimos con un abrazo como al principio.

Desde nuestra época universitaria, donde el alcohol y las juergas no se limitaban a los fines de semana, chupar con el Chato Paez es todo un riesgo, cuando está ebrio se le da por buscar bronca**** donde sea, como sea y con quien sea, las razones pueden ser tan absurdas y variadas como "hace rato que ese #u3v0n me está mirando feo" o "ese csm está afanado a la flaca que yo vi primero", pero lo que es invariable es que siempre le busca bronca al más grande y agarrado del otro grupo, eso significaba involucrarse en las broncas que él propiciaba para evitarle una catana.

En los días de la universidad, al Chato Paez no se le invitaba cerveza porque luego no paraba, no se le ofrecía trago corto porque se cruzaba, no se le avisaba de las juergas para pasarla bien, pero no siempre se lograba mantenerlo alejado, siempre se las ingeniaba para encontrarnos y acollarse***** al grito de "la próxima caja es por mi cuenta".

Actualmente, todos los que conocemos al Chato Páez sabemos que es un bebedor social, también hemos sido partícipes de algunas de sus incontables broncas, ya sea en plan de apaciguamiento o de repartir golpes, porque a diferencia de lo que ocurre con las mujeres, entre hombres no hay nada que no se pueda resolver conversando, a menos que sea un lío de faldas, en ese caso si es bronca fija porque somos peruanos machos y no franceses.


* Del verbo chupar, sinónimo de beber alcohol, tomar cerveza.
** Lugar o sitio de poca reputación.
*** Marido oprimido por su mujer, sinónimo de pisado.
**** Pelea callejera, sinónimo de mecha.
***** Acoplarse al grupo.

domingo, 29 de agosto de 2010

MONÓLOGO 1


En vista de que todos se reian de mí,

un día decidí tomar venganza,
es cuando empecé a reirme de mi mismo.

viernes, 20 de agosto de 2010

Para cantar y no bailar

Todo empezó cuando encontré un CD antiguo lleno de música en MP3, dicho CD incluía algunas canciones de la diva Raffaella Carrá, cantante, bailarina, actriz, presentadora y autora de programas para la televisión italiana, al escucharlas tuve una regresión mental a mis años en el colegio, época en la que Raffaella Carrá ("La Carrá" para los amigos) estaba en todo su apogeo, fue la Madonna de entonces.

Me ganó la curiosidad, busqué en Internet su discografìa y me encontré una lista completísima de sus discos editados (que ya descargué en su totalidad) y empecé a escucharlos con la intención de recordar aquellos temas que tarareaba de niño.

Desde entonces me he quedado pegado con las canciones de La Carrá, las tarareo si están en otro idioma (la diva canta hasta en 5 idiomas) y las cantó si están en español (lo de cantar es un decir, pero no tengo empacho en soltar gallos tras gallos):

Mi esposa: ¿Hasta cuándo vas a seguir escuchando a Raffaella Carrá?
Elmo: No sé, hasta que se me pasé.
Mi esposa: Es que ya me cansé de escuchar lo mismo todos los días.
Elmo: Explota explota me-explo, explota explota mi corazón (cantando).
Mi esposa: Sólo falta que te pongas a bailar.
Elmo: Noooo, eso se me hace un poco gay.
Mi esposa: Por eso lo digo.

En especial, me he quedado prendado del video que puso Juendy en su blog, que no me canso de mirar y que me trajo a la mente a Coco Marusix.

sábado, 14 de agosto de 2010

Macanudo sin maca

José es un colega en el trabajo (de quien ya escribí aquí), buen amigo y mejor padre. Sus conversaciones siempre giran alrededor de sus fines de semana con su único hijo en el parque, en el cine, en el supermercado o en casa con la consola de juegos de última generación; pero también es común escucharlo hablar de sicología de niños o de los cereales para el desayuno.

Ayer me comentaba acerca de un nuevo cereal que descubrió en el recién inaugurado supermercado y que compró una buena provisión en razón a que viene con kiwicha y maca:

José: Elmo, son los únicos cereales con kiwicha y maca, y son peruanos.
Elmo: No te aconsejo que le des maca a tu hijo.
José: ¿Pero, porqué no?
Elmo: Porque cuando llegue a tu edad, ¿qué va a tomar?

jueves, 5 de agosto de 2010

Natalia

No era la más bonita de su grupo,
pero era la más alegre,
la de los gritos destemplados,
la de la sonrisa abierta,
la del empujón desprevenido a sus compañeras,
tenía toda la frescura de sus 17 años
y siempre vestía de tentación.

Era fuerte y decidida,
hasta parecía despreocupada
por la forma en que enfrentaba las cosas.
Siempre sacaba buenas notas
que no le bastaban para el primer puesto,
ocupado por el nerd de la clase.

Era la lideresa de su grupo,
siempre buscaba que participar,
ella quería ser ingeniero.
Entre sus compañeros
habían varios que se interesaban por ella,
sobre todo el mismo nerd que jamás
cruzó palabra alguna con ella,
pero siempre preguntaba por sus notas.

La última vez que vino
fue el Viernes de la semana pasada
y no era la misma,
se dejaba empujar por sus amigas
como antes sólo lo hacia ella.
Bajó los 6 pisos del edificio
acompañada de sus inseparables amigas,
en el paradero del bus despidió a sus amigas
y se quedó sola, ella que jamás anduvo sola.

Entre bromas una de sus compañeras,
a la sazón la más ladilla,
contó que la vio anotando el teléfono de un cartel
pegado en un poste que rezaba “Atrazo”.


martes, 27 de julio de 2010

Cosas de hombres

Un hombre no llora, reniega;
un hombre no sonrie, se carcajea;
un hombre no come, traga;
un hombre no toma café desafeinado, toma café;
un hombre no es romántico, es atento;
un hombre no se rinde, insiste;
un hombre no cocina, es de buen comer;
un hombre no dice al teléfono "hola mi amor" sino "habla muñeca te escucho";
un hombre no baila con pasitos y vueltitas, salta como un chuncho;
un hombre no usa colonia sólo desodorante;
un hombre no usa uñas largas, usa cortauñas;
un hombre no se deprime, se bajonea;
un hombre no se pasa de tragos, se emborracha;
un hombre no usa aro, menos aretes;
un hombre no se tiñe el pelo, luce sus canas;
no usa polos ceñidos, si quiere probar sus musculos boxea;
y si se trata de reconocer/felicitar/agradecer a un amigo
no le dice "te quiero/te estino/te aprecio" sino
"en verdad choche, si tuviera una hermana disponible,
yo mismo te haría el bajo con ella
"

sábado, 17 de julio de 2010

Si eso es creatividad, yo soy creativo y medio.

Rufianes Provenientes de la Madre patria
se burlan de la
Red de Perjudicados por el Monopolio.


domingo, 11 de julio de 2010

¡Honor al Maestro Paul!


Es de bien nacidos respetar al que más sabe,
todas las sociedades has reservado un lugar especial
para aquellos que han ilustrado a los demas,
para aquellos que han sido capaces de ver más alla de lo evidente,
un hombre de bien siempre respeta al Maestro.

Como D.T. Honoris Causa, desde ahora prometo nunca,
pero nunca, por más apetitoso que se muestre,
comerme un plato de ceviche de pulpo.

¡Al Maestro se le respeta!

jueves, 1 de julio de 2010

Telefónica 967243845 - Elmo 1

Hasta que Telmex no amplíe su cobertura en Lima Metropolitana, seguiré siendo víctima de Telefónica en lo que a telefonía fija e Internet se refiere.

Por otro lado, con mi esposa tenemos establecido que desde el teléfono fijo no se hacen llamadas a celulares (no me pregunten porque aún no instalo el bloqueador telefónico que compre hace 5 años), para las llamadas a celulares cada quien tiene su celular con minutos libres: ella tiene un plan control con minutos libres para un mes y yo una línea abierta, tendría que estar loco para darle una línea abierta a ella, no por que sea ella, sino porque ninguna mujer sabe cuando terminar una llamada.

La semana pasada al llegar a casa encontre el recibo de Telefónica en el cual pretendía cobrarme S/. 86 soles por unas llamadas a un numero (desconocido para mi) de celular y lo primero que hice fue llamar al 104 para reclamar bajo mis términos y condiciones que se resumían en "que si me van a cobrar esas llamadas pueden llevarse su porquería de aparato", reclamo que finalizó con la anotación del código respectivo y el nombre de la persona que me atendió (o soportó, porque mi esposa dice que a mi me gusta reclamar hasta por gusto).

Hoy al llegar a casa encuentro una carta de Telefónica en la que me dice textualmente que "confiamos en lo manifestado por usted y solo deberá cancelar el monto no reclamado del recibo", yo que ya había pensado comprar un módem 3G para el Internet a Claro en cuando cancelara la línea de Telefónica no pude dejar de respirar con satisfacción ante dicho acto de justicia.

Cuando llegó mi esposa le conté de mi pequeña victoria ante Telefónica, le mostré la carta y el recibo, a lo que mi esposa me responde "pero ese número es de mi hermano que esta en Abancay y tuve que llamarlo por el fijo porque me quede sin saldo" y agregó "para la próxima pregunta antes de reclamar".

Me dejo sin ganas de reclamarle haber roto la regla de no hacer llamadas a celulares desde el teléfono fijo y me quede pensando en que 86 soles son 86 soles.

miércoles, 23 de junio de 2010

Un nudo con tus alas

Hoy quiero ser un ave,
la libertad de unas alas
poder experimentar
y dejar que me lleve el alma.

Tal vez un gorrioncillo
que despierte tus mañanas,
aunque no sea de pecho amarillo
hacerte brincar de la cama.

Quizá un ligero canario
de potente trino
que acompañe tu matinal canto
y perdones mis desatinos.

De ser un ave tengo ganas
para alcanzarte en lo más alto
y hacer un nudo con tus alas

a ti infeliz pajarraco
que hoy por la mañana
me cagaste en el saco.

lunes, 21 de junio de 2010

No pues, mano


Ayer Domingo mientras miraba el partido en el que Italia empató 1-1 con Nueva Zelanda, leía la columna de Chiara Roggero en la que concluía que en vista de que los equipos latinoamericanos si la atinan en el Mundial la selección peruana no es tan mala como parece, para a continuación reconocer una gran dosis de mediocridad en tal conclusión, lo que la pinta como una persona inteligente, pero no justifica (si va a comentar de fútbol) que no entienda que un jugador siempre debe mirar al contrincante como David a Goliat y con la sangre en el ojo. Aquél jugador/entrenador/diriegente/hincha que va por un empate o apuesta por una no-goleada es un mediocre en su mayor expresión y de esos hay bastante en nuestro balompié.

En la mismo diario y en la misma edición, otro periodista se queja de las pocas facilidades que proporcionan los organizadores del mundial a la prensa, pues si la quiere fácil que se dedique a la política. Hoy en día con los medios de comunicación digitales ya no basta con hablar rápido, cantar "bonito" los goles, sacarle declaraciones en caliente a los jugadores o narrar lo que todo el mundo puede ver en vivo y en directo, ahora deben investigar y brindar al lector la información que requiere, esto es, lo que desconoce y lo relevante.

Hoy, en la manaña, escuchaba por la TV diversas justificaciones/razones al excelente segundo gol de Luis Fabiano, casi todas apoyadas en la archiconocida mano de D10S. Pero lo que si me indigno, es escuchar a un locutor de ATV decir que una mano deslució el segundo gol de Brasil, obviamente dicho señor no sabe nada de fútbol, nunca a jugado siquiera una pichanguita o nunca ha hecho un sombrero, claro que se puede meter mano, lo que no debe pasar es que te vea el de negro.


D.T. Honoris Causa

viernes, 11 de junio de 2010

¿Y ahora qué hago con tantos lapiceros?

A mis viejos pasatiempos de coleccionista de herramientas (en especial de destornilladores como ya lo conté aquí), cachivaches en general (desde monturas de anteojos hasta lectores de barras de supermercado), hobbista electrónico (con 5 años diseñando circuitos electrónicos en mi haber), mecánico aficionado (sólo leyendo la colección Chilton), blogger (pobre pero honrado) y comentarista deportivo (con un DT Honoris Causa); he sumado la afición de coleccionar lapiceros.

En sus inicios era algo inconsciente e involuntario, un lapicero prestado que olvidé devolver a su dueño, uno que tomé de un escritorio y luego olvidé regresarlo, otro que en plena conversación lo extraje del bolsillo de un amigo y éste luego se marchó sin pedírmelo, y así sucesivamente.

En determinado momento me percaté que tenía dos docenas de lapiceros coleccionados con poco interés, fue entonces cuando las ganas de incrementar su número me ganaron, sólo en lo que va del año he acumulado más de 100 lapiceros de los cuales ninguno he comprado.

Claro los lapiceros no caen del cielo, hay que obtenerlos, para tal efecto he tenido que apelar a diversas estrategias:

El florero

Mientras la secretaria me recibe una factura, mirándola fijamente hacer su trabajo con un lapicero de promoción con el logotipo se la compañía:

- Ingeniero ¿qué mira? (con algo de coquetería).
- Unos lindos ojos…
- Le voy a decir a su esposa...
- Pero si no puedo tener esos ojos me conformo con ese bonito lapicero.
- Tome (me entrega el lapicero que usa y saca otro).
- Gracias.

El audaz

Después de saludar a un amigo, me percato de su lapicero, se lo extraigo del bolsillo, finjo examinarlo por un instante y lo coloco en mi bolsillo de la camisa:

- ¿Te has dado cuenta que hace mejor juego con mi camisa? (colocándolo en el bolsillo de mi camisa).
- Está bien, quédatelo.

El ofendido

Después de pedir prestado un lapicero, me percato que dice “Financiera Chiley”:

- ¿No me digas que piensas pedir un préstamo a estos usureros?
- No, me lo dio una amiga trabaja allí.
- ¿Qué tan amiga?
- Una amiga amiga...
- Ah, entonces te puede conseguir otro (colocándolo en el bolsillo de mi camisa).

El colaborador

Me encuentro con unos colegas después que éstos has asistido a una feria tecnológica donde además de folletería reparten lapiceros:

- ¿Y qué tal la feria?
- Bacán, bla, bla, bla, bla…
- ¿Y qué han traído?
- (Abre la bolsa y me muestra toda la folletería y una docena de lapiceros)
- ¿Y qué vas a hacer con tantos lapiceros? (mientras meto las mano en la bolsa y extraigo los lapiceros).
- Los usare…
- Esos lapiceros de promoción se secan rápido y luego ya no pintan…
- Ah si…
- Si, ¿sabes cómo hacer para que no se sequen?
- ¿Cómo?
- Fácil, tú gastas la mitad y yo la otra mitad (mientras separo la mitad de los lapiceros para mí).

La pregunta sigue siendo ¿y ahora qué hago con tantos lapiceros?

sábado, 29 de mayo de 2010

¿Qué es el amor?

En esta ocasión en este blog macho se va a hablar del amor. Para que evitar que se ilusione, que me atribuya indebidamente alguna inteligencia, que termine desengañado o que pierda su tiempo leyendo todo este post, le adelanto la respuesta: NO LO SÉ.

Si decide continuar leyendo es bajo su cuenta y riesgo, no acepto reclamos (reclamos en el amor, ya pues), no doy consejos (consejos de amor, con la brujita Josie, aunque está más para que le den consejos), no le voy a decir que luche por el amor de su vida (que es lo más cursi y estúpido que le puedan decir); tampoco vor a emprender la tarea de tratar de definir lo que es el amor (eso dejémoslo para los ociosos).

Eran los años 70's, en un colegio nacional, 2do año de Secundaria, las dos últimas horas de clase de un Viernes, el curso de Orientación y Bienestar del Educando OBE (si no le suena el curso, usted no es un ochentero como quien escribe, confórmese con ser noventero), la señorita profesora del curso (creo, lo de la idea, no lo de señorita) no tuvo mejor idea para "hacer hora" en el curso que preguntarnos "¿Qué es el amor?" a cada uno de los 32 alumnos que éramos en el salón de clase.

Y empezó por la primera fila de carpetas del salón, cada quien iba soltando su propia definición del amor, cada uno más cursi ("es el sentimiento más bonito entre dos personas"), más ingenua ("yo amo a mi papá, a mi mamá, a mi perrito"), más inverosímil ("el amor es lo más grande que ha creado Dios"), más atorrante ("el amor es cuando dos personas se aman"), más trillada ("el amor es dar sin esperar recibir") que las otras; cuando me tocó el turno (siempre me senté en la última fila, porque en las primeras filas se sentaban los pateros) respondí muy seriamente "yo no sé lo que es el amor y creo que nunca lo voy a saber" antes de que la chacota y las risas inundaran todo el salón de clase y la señorita profesora diera por terminada la clase con las palabras "hay que respetar su opinión y no se olviden llegar temprano el Lunes".

Casi 35 años después, si me volvieran a hacer la misma pregunta, obviamente no respondería lo mismo, sino diría que "yo no sé lo que es el amor y nunca voy a saberlo", pues si antes creía que no lo iba a saber, hoy estoy completamente seguro de que no lo sabré. Que conste que ya había adelantado la respuesta.

En efecto, tratar de definir el amor sin caer en la cursilería, sin pecar de ingenuo, sin parecer atorrante, sin mencionar cosas trilladas es imposible.

Yo no sé que es el amor como tampoco sé que o quien es Dios, pero el hecho de no saber no quiere decir que no crea, puedo ser ignorante pero no necio.

Yo creo en el amor y creo en Dios, y quien ama: piensa rápido, habla despacio, actúa con pasión, quiere lo suyo y respeta lo ajeno.

Finalmente, hay algo infinito que embellece, motiva, guía, une, permite diferenciar un día de otro; los poetas lo llaman amor, los científicos le dicen fuerza, los amantes le llaman pasion, los humildes de corazon le decimos Dios.

miércoles, 19 de mayo de 2010

El otro show: Compitiendo con Tilsa y Vanessa


El sábado mientras cenaba con mi esposa, en la televisión se transmitía el programa inaugural de El Gran Show de Gisela Valcárcel, cuyo momento estelar fue la participación de Roberto Martínez en el concurso de baile.

Mientras se desarrollaba el mediático baile de Roberto, concluí:

Elmo: Ese Roberto no baila nada...
Mi esposa: Tú que hablas, si tú tampoco sabes bailar.
Elmo: Por lo menos me defiendo y no doy pena como Roberto, ni haga el ridículo como "El Puma" Carranza.
Mi esposa: Bueno eso si, por lo menos en el hacia-abajo-hacia-abajo nadie te gana.
Elmo: Es que tengo buenas piernas (léase fuertes, tampoco tampoco)
Mi esposa: No es eso, lo que pasa que eres potón y eso te ayuda a mantener el equilibrio.

sábado, 15 de mayo de 2010

Los hombres no se producen, se reproducen.

Macho que se respeta no tiene cabello sino pelo,
no acude a peluquerias unisex ni de señoras,
su peluquero es siempre hombre,
nunca se lava el pelo en una peluquería y tampoco se lo tiñe.

Macho que se respeta no concurre a saunas,
quienes lo hacen son los gays y los mujeriegos
y esta comprobado que éstos últimos
siempre termina cedienco a la homosexualidad.

Macho que se respeta no usa ningún tipo de cremas
ni para el pelo y mucho menos menos para la cara,
Las únicas cremas que usa son para acompañar
un pedazo de cualquier animal muerto y cocido.

Macho que se respeta no usa perfumes ni colonias,
para no oler mal, porque un macho nunca trata de oler bien,
se baña todos los días y con agua fría (para cerrar los poros),
sea invierno o verano, haya o no haya sol.

Macho que se respeta no usa accesorios de ningún tipo,
ni aretes, ni collares, ni tobilleras, ni pulseras, ni bolsos,
tampoco luce trencitas o colas de caballo,
como todo complemento usa un buen reloj.

Macho que se respeta no se hace manicure o pedicure,
sus uñas siempre son cortas y limpias,
tampoco se arranca los callos de sus pies
o se rasca sus hongos en una playa pública.

Macho que se respeta nunca luce mejor que su pareja,
las mujeres son las que siempre debe lucir bien,
los hombres siempre deben mantener un perfil bajo.

Macho que se respeta no se maquilla ni se depila,
requisitos indispensables para salir en televisión,
el macho odia salir en televisión y en fotos,
la televisión es para gays.

Los vocablos heterosexual y metrosexual se parecen,
hasta suena casi igual, pero son totalmente distintos.

sábado, 8 de mayo de 2010

Lo mejor que hizo Dios

Porque son lo mejor que hizo Dios,
felicidades para todas las madres, mamamas, mamás y madreypadres,
para las que tienen tienen superfuerza y las que no,
para las que tienen vista de rayos-X y para las que no,
para las que preparan brebajes y para las que no,
para las que cocinan y para las que no,
para las que saben conducir un coche y para la que no,
para las que (aún) postean y para las que no,
pero siempre serán capaces de dar ese amor incondicional.


¡Feliz día!
(en especial para Mamuska).

P.D. Para las mamacitas su día (14 de Febrero) ya pasó.

viernes, 23 de abril de 2010

Evo y yo (y también el pollo)

Dos cortitas de esta semana signada por el pollo:

El Lunes, mi cuñado que comparte conmigo el gusto por los pescados y los mariscos, le reclamaba a mi hermana a la hora del almuerzo:

- ¡Otra vez pollo!, no puedes otra cosa, cansa comer pollo todos los días.
-
Es que el pescado está caro...
-
Pero, puedes hacer menestras con su huevo montado.
-
Las menestras también están caras...
-
Pues algo vas a tener que inventar porque a mi ya me está creciendo mucho el poto.

---

Anoche en casa de mis suegros, una vez terminada la cena en la que el pollo otra vez fue el ingrediente principal, de manera sutíl tuve que mostrar mi desacuerdo con el menú: "alguien va a tener que cargar la culpa de que haya un heterosexual menos en el mundo".

---

Por otro lado, yo siempre lo dije (Evo por lo menos dame el crédito, por siaca, también hago asesoría en asuntos gubernamentales) y siempre aconseje: "Señora, si a su hijo le da de comer pollo, pollo, pollo, todos los días, no espere que su hijo sea hombre".

sábado, 17 de abril de 2010

No sólo es cuestión de subir y bajar


Había una vez un granjero que tenía un gallinero, cierto día decidió que ya era hora de cambiar al viejo gallo del gallinero y partío al pueblo en busca de un gallo joven y fuerte.

Al regresar del pueblo con un joven ejemplar, puso juntos en el gallinero al nuevo gallo y al gallo viejo, es cuando entre ellos se produjo el diálogo siguiente:


- Yo soy el nuevo gallo del gallinero y tú vas a terminar en un caldo de gallina.
- Las cosas no tienen que ser así de malas, ambos podemos compatir el gallinero.
- No señor, un gallinero sólo puede tener un gallo.
- Entonces, esta bien, sólo te pido que me dejes una gallina, la colorada del fondo, y quédate con todas la gallinas.
- No seas terco, yo soy el dueño absoluto del gallinero.
- ¿Y crées que vas a poder con todo el gallinero?
- Claro que sí.
- Vamos, yo que conozco el gallinero te aseguro que no vas a poder.
- ¿Y tú si puedes, verdad?
- Por supuesto, no por algo he sido el gallo del gallinero por años.
- Yo soy más jóven y puedo más que tú.
- No se trata de juventud, se trata de inteligencia.
- Pero si sólo se trata de subir y bajar.
- Eso es lo que tú crees, ni siquiera podrías en una carrera conmigo.
- Oe, no te pongas faltoso, claro que te puedo ganar en cualquier carrera.
- ¿Quieres apostar?
- Te apuesto lo que quieras.
- Ya está, una carrera de 10 vueltas alrededor de la granja, el que gana se queda con el gallinero.
- ¡Sale! y para que veas que soy justo te doy 5 metros de ventaja.
- Que conste que no te estoy pidiendo ventajas.
- Yo quiero ganar sin dudas.
- Como tú quieras.

Y salieron en estampida los dos gallos, el gallo viejo con 5 metros de ventaja sobre el gallo joven, las gallinas con su cacareo alborotaban todo el gallinero, el granjero al asomarse por la ventana vió la escena, sacó su rifle, lo cargó y con una puntería digna de una mejor causa, descargó toda la pólvora sobre el gallo joven.

A la mañana siguiente, volvió el granjero al pueblo en busca de otro gallo, volvió a colocar al gallo joven y al gallo viejo en el mismo gallinero y en la tarde tuvo que sacrificar al gallo joven por la misma causa.

La misma escena se repitió con el tercer gallo comprado, que terminó sacrificado de la misma manera y por la misma causa.

Mientras en la cocina se preparaba un delicioso caldo de gallina, el granjero se lamentaba ante su esposa de su mala fortuna: "Mujer, tanta es mi mala suerte que los tres gallos que compré eran maricas, en lugar de corretear a las gallinas correteaban a nuestro gallo antiguo, menos mal que no lo comimos antes de conseguir otro gallo."

Nota 1. Título alternativo: "De cuando un office-boy cree que subiendo y bajando escaleras rápidamente puede llegar a ser el jefe", no usado porque tampoco creo que por ser más largo es mejor título.
Nota 2. Cuento adaptado de un powerpoint que recibí.
Nota 3. Post dedicado a la señorita S de quién hablé en un post anterior.

martes, 6 de abril de 2010

Un vals y un recuerdo (*)

El sábado al llegar a casa cuando mi esposa me anunció la infausta noticia, no pude evitar sentir una mezcla de tranquilidad, pena y resignación, tampoco pude evitar algunos recuerdos:

- Cuando presenté a mi enamorada (hoy mi esposa) a mi familia, mis hermanas y Mamuska le advitieron a ella "desde ahora te decimos que Elmo es puro valsecitos"

- Nancy, la casi-treintañera secretaria de la oficina donde a mediodía se escuchaba Radio San Borja, en una ocasión dijo desdeñosamente "otra vez Carmencita Lara", a lo que respondí "mira Nancy me parece que ya tienes edad para escuchar valsecitos", con lo que jamás se atrevió a cuestionar mis gustos musicales.

- A los amigos del trabajo, cuando íbamos a almorzar de Miraflores a Barranco, una vez ya instalados dentro mi carro de soltero casi lo gritaban "ya Elmo, torturanos con tu Carmencita Lara".

Y es que para todos ellos, cualquier voz femenina que interpretase música criolla era Carmencita Lara, sin importar que fuera Lucha Reyes, Eloísa Angulo, Esthercita Granados (en diminutivo y con cariño porque es porteña también), Rosa Dolores Ascoy, Carmen Montoro o la reina María de Jesús Vásquez.

Hoy la reina no está, murió la reina y no hay viva que valga.

(*) Título tomado prestado de una de las canciones de María de Jesús Vásquez.

martes, 30 de marzo de 2010

Confundiendo al Grupo 5 con el Trio Los Panchos




Como lo he mencionado en algún momento, hace un año y después de 20 años, volví a las aulas (porque aún no soy aplicable para "perro viejo no aprende truco nuevo") en pos de una maestría y en eso ando entretenido en estos últimos meses, porque al fin y al cabo, estudiar es una de las tantas formas de matar el tiempo.

Obviamente si quieres obtener buenos resultados (como los que mi grupo puede exibir, usted no está para saberlo ni yo para contarlo, pero esa es la realidad) tienes que, además de ponerle empeño e inteligencia, hacer un buen grupo para tooooodos los trabajos que se irán sucediendo a lo largo de los dos años que dura la maestría. Al respecto considero de invalorable ayuda lo apuntado por el Imberbe_Muchacho:

"Por eso, en el momento de llegar a una clase de maestría, es importantísimo saber donde sentarse, ¿porqué?, porque muchos, sino todos, los profes cuando dicen “busquen un grupo” no pretenden que te pares y te vayas al otro extremo del lonsa*, sino que ahí nomas, sobre el pucho** y con la gente alrededor hagas un grupo más o menos homogéneo en apariencia.
...
De elegir donde sentarse dependerá tu futuro académico jugador, así que nada de ir sentarse tras el primer par de ricas… butacas, que luego cuando te estés amaneciendo haciendo la chamba de todo el grupo sangre llorarás.
...
Realizado este análisis, pasarás a revisar a la tegen*** que por allí anda, los hay tios, jóvenes, madurones, señoritas, señoronas y tionas también, hay que hablar claro. Los tios casi no trabajan, ya ni entienden los conceptos nuevos, aunque suene feo hay que dejarlos de lado, los viejos a la tumba decía Gonzales Prada, así que a la mierda, no mires atrás. Luego están los tíos madurones y jóvenes que son un buen grupo pa' empezar a chambear, ... (leer el post completo aquí)"

Pues bien, para efectos de las clases mi grupo "base" consta de tres personas: P, R y quien escribe E, que fácilmente caemos en la categoría de madurones, digo base porque dependiendo de lo que diga el profesor de turno, en ocasiones hay que buscar miembros adicionales o distribuirse en otros grupos debido a que un profesor bajo el argumento de que en la vida real "ustedes no eligen el grupo con el cual van a trabajar" forma los grupos según la lista o algún otro criterio.

Empezábamos un nuevo curso y para los trabajos finales del mismo, todos los grupos debían inscribirse con el profesor quien asignaba un número a cada uno de los grupos. Por nuestra parte hicimos nuestra lista de tres integrantes P, R y E, nos incribimos, el profesor nos asignó el número 5 y así nos fuimos al intermedio (odio decir break).

Mientras dabamos cuenta de algunos bocaditos durante el intermedio, a manera de conversación todos comentaban acerca del número de los números de grupo asignados: "¿qué grupo son?", "¿qué número les tocó?", y fue así que S, una de las chicas de la clase, nos preguntó:

- ¿Y ustedes que grupo son?
- Somos el grupo 5 (repondimos los tres, estirando el brazo, mostrando la palma y extendiendo los dedos).
- Más parecen el Trío Los Panchos (dio con ironía).
(inserte risas aquí)

Habráse visto, la juventud ya no respeta a sus mayores.


* Lonsa: Salón de clase
** Sobre el pucho: Al toque toque, sobre el pucho Lucho, de inmediato gato, ahorita Rita.
*** Tegen: Gentío, grupo de gente.

jueves, 25 de marzo de 2010

Famosa e inteligente (*)


Conversaba con el recién llegado Giuliano, un colega del trabajo, que se unía al grupo que éramos en el la cafetería:

- Hola Elmo, ¿cómo estas?- Bien, aquí viviendo la vida sin que la vida me viva.
- Ah ya, como la Chuchi.
- Oe aguanta un rato, que es eso de la Chuchi, demórate pero habla con propiedad, la señora Ivonne Susana Díaz Díaz.- Chuchi Díaz, pues.
- Sólo el vulgo la llama así.
- Está bien no te arañes.
- No me araño, pero estas hablando de la mujer más inteligente del Perú.
- Estas bromeando ¿no?
- Para nada, ¿o crees que hay alguien más inteligente que ella?
- Pues, Martha Hildebrant (luego de pensar un momento).
- ¿Y qué es lo sabe dicha señora?
- Es lingüista.- Giuliano, Giuliano, ¿tú crees qué Martha Hildebrant sabe el significado de la palabra conchudez?, si la has visto en el Congreso te darás cuenta que no lo sabe.
- Si lo vemos así, tienes razón.
- Ahora, ¿quién crees que es la única congresista que realmente donó el integro de su primer sueldo a la gente pobre y no a sus familiares y/o empleados de sus ONG’s?
- No sé.
- Pues la señora Susana Díaz, ¿Sabes cuántos proyectos de ley presentó la señora Susana?
- No sé.
- Fueron 121 y aprobados 32, no cualquiera tiene ese record.
- Pero los proyectos lo elaboran sus asesores.- Pero quien lo expone es ella y es ella la que crea una corriente de opinión favorable y eso no lo hace cualquier ignorante. Además, ignorante no es quien no sabe, sino aquel que sabiendo no lo hace.
- Pero es una vedette.
- ¿Y qué?, mientras otras mujeres de la farándula se han dedicado a prostituir esa palabra, Susana Díaz le ha dado prestigio, jamás la has visto en arrumacos con peloteros, en fogatitas con vagos, pescando gerentes o poniendole los cachos a su pareja.
- No sé pero aún tengo dudas.
- Si crees que porque sabes algo de física o de ecuaciones diferenciales eres inteligente, déjame decirte que esta equivocado, porque tú como yo no eres más que un ganapán, en cambio ella vive de sus rentas producto de un edificio de departamentos construido sin faenones de por medio. Inteligente no es quien sabe de matemáticas o es capaz de entender la teoría cuántica, inteligente es aquella persona que sabe identificar su fortalezas, sabe reconocer sus debilidades, es capaz de analizar el escenario actual y obtener lo mejor de cada situación respetando a los demás y sin hacer daño a nadie.
- Este ..., todos la tratan de ignorante...- Yo te pregunto, ¿quién es más ignorante, quien cree que el 13 trae mala suerte o quien no cree?
- Me has convencido, yo también quiero ser fiel de la señora Susana.
- Me parece muy bien.
- Entonces ya somos dos hermanos fieles de Susana.
- Si, pero tú no puedes ser igual a mi.
- ¿Por qué?- Porque yo vi la luz.
- ¿Cómo así?(con cierto asombro al igual que el resto).
- Yo la vi en persona.

(*) Título parafraseado del titular Ranking de los famosos más inteligentes. En el Perú también existen famosos e inteligentes.

jueves, 18 de marzo de 2010

El casado casa quiere




Lo mejor que puede hacer una pareja recién-casada/conviviente/arrejuntada/en-servinacuy es mudarse a una nueva casa, sea propia, prestada, alquilada, depa-ratonera o cuatro-esteras. Si espera recibir algo de Techo Propio, mejor espere sentado porque cada nuevo ministro de vivienda es peor que el anterior.

Pero si no se puede (como diría José José, uno no es lo que quiere sino lo que puede ser), el hombre como Jefe de Familia debe tomar la difícil decisión de irse a vivir a la casa de la suegra, donde tendrá que allanarse a todo lo que decidan entre su esposa y su suegra, donde su palabra valdrá menos que el ladrido del perro de la casa, donde será bajo sometido a todo tipo de maltrato y humillaciones bajo la mirada compasiva de su suegro que ya vive su propio drama (del hombre autoritativo a quien le pediste la mano de su hija no queda nada y sabrás a ciencia cierta que sólo fue una actuación para la ocasión); por algo uno es hombre y termina acostumbrándose a todo.

Pero bajo ninguna circunstancia debe irse a vivir con su mamá, trayendo a su esposa como nueva integrante de la familia (que nunca se sentira a gusto), porque será testigo del choque de dos mundos: dos formas de cocinar, dos formas de planchar, dos cúmulos de costumbres, dos conjuntos de supersticiones, dos religiones, etc. y en el medio de las dos mujeres que ama estará el infortunado hombre.

He conocido amigos que han soportado ésta última situación por 15 o 20 largos años, pero finalmente, o se han divorciado o se han ido a vivir en cuatro-esteras; porque lograr una convivencia pacífica entre la esposa y la mamá (de él) es una tarea más complicada que hacer comer en un mismo plato a un perro, a un gato y a un ratón (además, los hambrientos siempre se juntan, sino mire el congreso de la repúplica).

El hombre que logre hacer convivir a su madre y a su esposa en la misma casa merece la canonización automática.

lunes, 8 de marzo de 2010

En el Día de la Mujer

Como tampoco se puede vivir sin ellas,

¡Feliz Día de la Mujer!

sábado, 6 de marzo de 2010

Cuestión de acostumbrarse

En la oficina le asignaron una nueva laptop a mi esposa y lo primero que hizo fue pedirme un ratón inalámbrico (me cuesta llamarlo mouse) a lo cual accedí sin reparo alguno. Pero luego siguió pidiendo:

Mi esposa: ¿Elmo, se le puede instalar Windows XP?
Elmo: Si, ¿porqué?...Mi esposa: Porque el Windows Vista es feo...Elmo: ¿Y?Mi esposa: Y no me acostumbro...
Elmo: Mira hijita, yo también soy feo y ya te acostumbraste.

lunes, 1 de marzo de 2010

El niño (no de Linares) y el diente

Eramos muy chicos aún, todos los hermanos vivíamos en la misma casa paterna, Mamuska era ama de casa y el alma de cualquier fiesta o reunión del barrio, Nerón (aka El Viejo) era el jefe de la familia a quien se obedecía sin dudas ni murmuraciones.

Eran otras épocas difíciles para el país, era los días del General Velasco como Presidente de la Junta de Gobierno, las importaciones estaban cerradas, los autos portaban un sticker que los autorizaba a transitar sólo tres días a la semana, los alimentos escaseaban, el arroz a granel era lo que se estilaba, pensar en algo como al arroz Costeño era una utopía.

En casa la tarea de escoger el arroz estaba reservada para mis hermanas mayores, la cual consistía en desparramar el arroz sobre la mesa y retirar cualquier partícula o material (desde piedras hasta gorgojos) que no fuera arroz antes de su cocción por parte de Mamuska.

Nerón siempre fue el más piña y el más quejón al respecto, casi siempre le tocaban las piedras más grandes o las partículas más extrañas a la hora del almuerzo o la cena, cosa que siempre lo hacía notar con un "Carajo, cuando van a aprender a hacer el arroz sin piedras".

Aquél día almorzábamos todos en la mesa, en silencio y con cierta incomodidad debido a que Mamuska y Nerón se encontraban peleados. De pronto Nerón se llevo la mano a la boca y de entre los labios extrajo una extraña partícula blanquecina:

Neron: Elmo, ven para acá
Elmo: Voy papá ...
Nerón: Dile a tú mamá que es esto (mientras me mostrada entre sus dedos la partícula blanquecina).
Elmo: Un pedazo de diente papá.
Mamuska: Elmo, dile a tu papá que cuando las personas cuando se hacen viejas se vuelven renegonas y se le caen los dientes … (y antes de que Nerón pudiera argumentar algo a su favor agregó), siéntate y termina de comer.

Desde entonces Nerón nunca más pudo quejarse acerca de la arroz, si encontraba una piedra se deshacía de ella lo más disimuladamente posible.

P.D. Este post esta dedicado a lo ocurrido en Chile, a esto y a aquello.

domingo, 21 de febrero de 2010

Esto no cura, esto si cura.


Si hay algo verdaderamente irritante en verano es enfermarte de los bronquios o agriparte, no hay nada más fregado que una tos en verano.

No puedes tomar nada helado, ni gaseosas, ni chelas al polo, ni siquiera un peziduri; no puedes remojarte mucho, ni en la playa ni en la ducha; tienes que cuidarte de las corrientes de aire (eso me pasa a mi, debe ser por los años, antes cuando estaba solo en casa me paseaba como Adán en el paraiso sin consecuencias), debes prescindir del aire acondicionado, no debes comer picante porque eso te llama la tos; o sea chau ceviche y chau a todo aquello que hace agradabe el verano.

Durante dos semanas estuve tomando Mutos para quitarme la tos sin resultado alguno. El fin de semana vino Mamuska a mi casa, con sus yerbas hizo un brebaje, al día siguiente ya estuve mejor y hoy ya estoy curado.




Esto no me cura la tos.



Esto si me cura

(la olla vieja es parte de su secreto).

miércoles, 10 de febrero de 2010

Con amigos así ...

Regresaba a casa y en el camino me encontré con Charly, el amigo de quien ya conté aquí, quien estaba acompañado de un amigo de él (pero desconocido para mí), lo cual lo supuse por la familiaridad con la que lo trataba y por el tufo que los hermanaba (sépase que a los 40's ya no te embriagas con desconocidos como suele ocurrir cuando uno es joven):

Charly: Elmo, te presento a mi amigo Juan.
Elmo: Elmo Nofeo, mucho gusto (yo siempre me presento indicando mi nombre).
Juan: Mucho gusto Elmo.
Charly: (dirigiéndose a Juan) Elmo es mi mejor amigo, es un gran pata, lo conozco de tiempo y siempre ha sido chévere ...
Elmo: Gracias Charlie ...
Charly: No vayas a creer que lo digo sólo porque aquí está Juan ...
Elmo: No, para nada ...
Charly: En serio Elmo, si tuviera una hermana mujer yo mismo te haría el bajo* con ella.

(inserte aquí risas de todo el grupo)

Le agradecí a Charly lo mejor que pude, me despedí de Juan y deje que sigan su camino.

Aunque Charly sólo tiene hermanos varones, una muestra de cariño de esa clase no es cosa de todos los días.

* Hacer el bajo = Ayudar a alguien a declarar su amor.

lunes, 1 de febrero de 2010

Saber encontrar la paz

Hay quienes buscan

- una pareja irreal,
- reciprocidad en el amor,
- inteligencia en un concurso de belleza,
- poesía en una canción de Arjona
- rigor científico en una película de ciencia ficción,
- en los hijos el amor perdido de pareja,
- la felicidad en el dinero,
- personalidad en un buen coche;

para ellos no habrá paz.

jueves, 14 de enero de 2010

Autoestima e Identidad

Se define el autoestima como el amor propio, el quererse a sí mismo; y la identidad como el sello personal que cada uno logra construir a partir de sus orígenes.

La falta de autoestima y de identidad, se puede notar en muchas situaciones que ya hemos adoptado como naturales, por ejemplo:

- el viajar doblado en una combi,
- el hacer una cola en el patio de comidas, o
- el mismo hecho de arrojar la basura en las calles, ¿díganme si eso no es renunciar al hecho de vivir en un lugar limpio y bonito?

Una frase que tengo grabada en mente desde hace mucho tiempo es aquella que dice "sólo tenemos 5 años para educar a un hombre mientras que para su instrucción tenemos toda una vida". Son precisamente esos cinco primeros años, donde se construye el autoestima y se empieza a cultivar su propia identidad, los que desperdiciamos.

Siendo el autoestima y la identidad dos valores importantes en toda sociedad y que debemos cultivar, ¿qué hacemos nosotros como padres y/o maestros?, nos dedicamos a golpear el autoestima de los futuros ciudadanos machaconamente.

El primer golpe al autoestima del niño se lo damos incluso antes de nacer, cuando el bebé aún esta en el vientre de la madre ya sea por falta de planificación o por un simple capricho de "yo quería que fuera hombre" no le damos el cariño necesario; la psicología moderna nos dice que los bebés en el vientre de la madre son capaces de percibir esos desamores y que esos niños al nacer van a tener problemas de lenguaje, micciones nocturnas y de mayores serán persona con una baja autoestima.

El segundo golpe se lo propinamos apenas nace, cuando hay que ponerle un nombre, ¿y qué nombre le ponemos?, en lugar de ponerle un nombre decente y contundente como Marco o José preferimos un huachafoso Yiamphier Alhexis, lo cual es una evidencia de la falta de autoestima de los padres, ¿qué se podría esperar de unos padres que no están orgullosos de lo que son y de lo que han logrado, ¿qué autoestima pueden inculcar a sus hijos. El nombre no hace a la persona, las personas hacemos nuestro nombre.

Apenas aprende a caminar, le aplicamos el tercer golpe, en lugar de enseñarle a escuchar nuestra música y bailar nuestros bailes, le enseñamos bailar el meneíto o el curicuticuricuta, situación similar ocurre en la escuela. Ese niño va a crecer creyendo que es más cool escuchar música en inglés, va a anteponer lo extranjero a lo peruano y va a ser presa fácil de la alienación.

Una vez que el niño aprende a hablar aprovechamos para aplicarle un golpe más en su precaria autoestima. Cuando recibimos visitas en casa, para demostrar que nuestros hijos son mejores, le reprochamos "saluda, ¿no sabes saludar", "¿no te enseñaron a saludar en el colegio?". Y no nos ponemos a pensar que el niño aún esta descifrando quien es el visitante, un tío, un padrino, un señor cualquiera, que distinto sería que se le dijera "ven una ratito te presento a tu tío Salvador". Lo que más daña es el escarnio en público, las llamadas de atención se deben hacer en privado, los elogios se hacen en público.

Contaba Fredy Ternero, el entrenador más exitoso del Perú que el hijo de su preparador físico argentino con el que sacó campeón sudamericano al Cienciano, siempre lo trataba de “Che Fredy” nunca le decía Señor Ternero, eso no es falta de respeto sino tener el autoestima muy en alto y vaya que los argentinos si lo tienen.

Por otro lado, los medios de comunicación ejercen una influencia perversa en la autoestima de los ciudadanos. En todas las películas norteamericanas que son la mayoría, el chino es cochino, el indio es traidor, el negro es ladrón, el latino es flojo y el blanco siempre es el bueno, lo cual es un insulto a la inteligencia, pero miren la cantidad de gente que va a ver esas películas.

La prensa escrita y hablada repiten indolentemente los sonsonetes “el peruano es impuntual” (hasta nombre le hemos puesto, “La hora peruana”), el peruano es flojo, el peruano es pirata, golpeando el autoestima de los peruanos día a día. Sépase que los piratas tenían títulos de sir y los corsarios tenían patente de corso de sus gobiernos para que cometer los saqueos y miren quienes son los que lo dicen, son los medios de comunicación piratas que saquearon las arcas peruanas usando los dólares MUC como patente de corso y hoy lo hacen con la publicidad estatal.

Si observamos a nuestro alrededor veremos que los países que cultivan mejor su autoestima son los países mejores desarrollados, es el caso de Brasil, Argentina, México y últimamente Chile.

El peruano es inteligente, ingenioso, trabajador sólo le falta quererse un poco más, creer un sí mismo y eso es lo que debe buscar la educación básica en el Perú, no llenarlo de conocimientos que puede adquirirlo a lo largo de toda su vida.

Estamos destinados a ser ganadores, si Dios nos hizo diferentes no es para que vayamos comparándonos por la vida, sino para que cada uno pueda ser el mejor en su categoría. Y Dios lo quiso desde el mismo momento de la concepción, porque en la determinante carrera hacia el óvulo, no le ganamos a uno, no le ganamos 11 de un equipo de fútbol, ni a miles de un examen de admisión, le ganamos a millones y millones en una carrera de vida o muerte.

sábado, 2 de enero de 2010

Chao Telefónica, hola Claro


CHAO TELEFÓNICA:
Porque te fui fiel durante 16 años y cuando tuve algo que reclamarte me desdeñaste con un “si sigues conmigo, tú debes saber porqué”.

Porque engañaste a los que quiero, con cosas como “con Moviline vas a tener trabajo siempre” o “cámbiate a la tecnología digital para que veas quien te llama”.

Porque la vez que me robaron el celular me cobraste más que a un cliente recién llegado por un nuevo aparato.

Porque en un sólo día tu sistema tuvo cinco fallas, te recuerdo que ese día me hiciste esperar por más de dos horas porque tu personal había entregado mi aparato a otro cliente quien tuvo que regresar desde su casa para hacer el cambio, por supuesto que aún conservo el toma-todo que me diste a manera de desagravio.

Porque el 15 de Agosto de 2007 tuve que esperar casi tres horas para poder llamar a casa, cuando Charlie con el servicio de la competencia lo logró en menos de 5 minutos, para saber de los míos.

Porque en las fechas más importantes los mensajes que enviaba o las notificaciones de llamadas no concretadas llegaban después que yo.

Porque tu señal que llega a la oficina es muy débil y el de la competencia es fuerte.

Porque ahora pretendes que te firme un contrato por un año para descontarme sólo 89 soles por el aparato que me gusta, cuando antes me los vendías a un sol o me lo regalabas, tú sabes que nunca pedí mucho en aparatos.

Porque ya no quiero depender de las tres S (Saldo, Señal, Suerte) para hacer una llamada.

Porque al “Somos más, pagamos menos” le falta “porque nos comunicamos menos”.

HOLA CLARO:
Al rey de la puna no pretendas venderle llamas, conmigo vas a tener que ser clarísimo, sobretodo con las promociones.