domingo, 10 de diciembre de 2006

Cronwell Galvez

Estas palabras están dedicadas a rescatar el verdadero significado de la palabra hombre.

A los largo de mi vida he tenido muchos ídolos, cantantes como Santana, Jonh Lennon o políticos como Fidel Castro y Roberto Ramirez del Villar. Tambien he tenido héroes, desde los imaginarios Superman y Flash, hasta los reales como el Chapulin Colorado.

A mis cuarenta debo reconocer, que aunque no he olvidado a mis ídolos y héroes de antaño, mi mayor ídolo es Cronwell Galvez.

Y es que Cronwell tuvo el coraje de hacer realidad el sueño de todo hombre, las mujeres más deseadas del país pasaron a formar parte de su haber y de sus fantasías (convertidas en realidad). Además, de su calidad de gente pueden dar fe sus amigos con quienes compartió sus aventuras de sábana.

Pero también tuvo la hidalguía de pagar sus culpas, porque hombre no es aquel que que se trompea con cualquiera o que se emborracha hasta el suelo, hombre es aquel que asume todas las consecuencias de sus actos.

Cronwell es la versión actual de Robin Hood, que haciendo uso del dinero de los ricos procuró la felicidad de los más necesitados.

Si alguna vez viste a alguien con un polo estampado con la leyenda "Liberen a Cronwell", pues ese era yo.

Y por último, todos llevamos un Cronwell dentro, todos hemos tenido las mismas fantasías y quien dice que no, o miente o es gay.