jueves, 19 de abril de 2012

MONÓLOGO 31

No es lo mismo ser hijo deseado,
que ser hijo del deseo.

11 comentarios:

Marite Alarcón dijo...

jajajajaja el hijo del deseo no se da cuenta que ese deseo lo hizo ser "deseado".

Beso!

Jazmín Alejandra dijo...

xD

Elmo Nofeo dijo...

Marite Alarcón:
Entonces, no es lo mismo ser deseado que ser "deseado".

Yo si fui deseado.

Un beso.

Jazmin Alejandra:
¡Bienvenida!
Algo que creo a ciegas es que las mujeres de buen humor son confiables.

Saludos.

dmoOn dijo...

Jajajajajaja
le preguntare a mis padres (soy la hermana mayor)
aunque se que me diran lo que quiero/necesito oir...

Caƒeιnomana dijo...

Todos somos hijos del deseo... jaja

Clonpi dijo...

Y los hijos de la locura?

Saludos :D

Elmo Nofeo dijo...

dmo0n:
Tú has sido la culpable de que se casen tus padres.
:)

Saludos.

Cafeinomana:
Eso si, por lo menos de uno de los involucrados en el reproducidio.

Un abrazo.

Clonpi:
La locura es producto del deseo.

Saludos.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

...o del deseo "adentro" o del deseo "afuera"

¤Jû€nðy dijo...

Muy cierto.. xro al final terminas queriéndolos igual ;)

Paolita dijo...

prefiero ser lo primero

Elmo Nofeo dijo...

OKIPERU:
No la barajes y decide si eres uno o lo otro.

Un abrazo.

Juendy:
Ese es el argumento principal de los padres.

Saludos.

Paolita:
Una cosa es lo que prefieras y otra lo que eres.

Saludos.