domingo, 3 de marzo de 2013

Conversación en el arrabal

Don Goyo siempre alardea de su fama de malandro retirado, de su cultura esquinera, del cayetano que tiene; y en esta ocasión no era diferente:

Don Goyo: Ya te he dicho, a ti te falta calle
Elmo: Mire Don Goyo, a usted yo lo respeto más por su edad que por lo que pudo haber sido, eh 
Don Goyo: Tú sabes que el muestro es un barrio de pendejos pero yo siempre fui pendejo y medio. 
Elmo: Tú lo has dicho, fuiste...
Don Goyo: Si pe, fui y ya me planté. 
Elmo: Ahora si te portas mal no te dan de comer y te botan de la casa. 
Don Goyo: Eso es lo de menos, para eso están los amigos...
Elmo: Entonces...
Don Goyo: Uno de vez en cuando necesita un cariñito y ya estoy viejo para pagar por esas vainas como tu maestro Cronwell. 
Elmo: Tú sabes que eso es una joda. 
Don Goyo: Tú sabes como Dios castiga a los gileros y pendejos?
Elmo: ¿Cómo?
Don Goyo: Les da puras hijas mujeres. 
Elmo: ¿En serio?
Don Goyo: A la firme, y las hijas te marcan más que tu mujer. 
Elmo: Así que está fregao Don Goyo...
Don Goyo: Y eso no es nada, hasta mis nietas son mujeres. 
Elmo: Uhhh, eso planta a cualquiera. 
Don Goyo: Por eso estoy plantado. 

12 comentarios:

Caƒeιnomana dijo...

Primero: Elmo por favor no seas tan sensible, que es eso de "ex amiga blogger"

Segundo:Eso de las mujeres es cierto, mi papa tiene tres hijas mujeres y hasta ahora tres nietas. Sólo Dios sabe cuan mal se ha portado.

Viejo.lobo dijo...

Eso es cierto, el pendejo paga sus jugadas con sus hijas.
Lo que si, recien me di cuenta que lo primero que tienen son nietas.

Saludos,

Viejo.lobo

Clonpi dijo...

A mi también me han dicho que los pendejos pagan sus culpas siendo chancleteros. Lo nuevo, lo que yo no sabía, era que lo pagaban siendo marcados. Saludos.

Marcelo Gasan dijo...

Como he sido un pan de dios tengo una hija y un hijo.

Marite Alarcón dijo...

jajajajajaja eso de "chancletero" no es por otra cosa más que por pendejitos entonces? jajajaja

Beso!

:) dijo...

Pero qué cosa más fea! Las hijas son una bendición para los hombres, porque no habrán personas más dedicas y amorosas a ellos. Ellas los cuidarán hasta el último aliento.

Angel Castillo Fernández dijo...

Mi ahijada lo marca a mi hermano peor que stalker de Justin Bieber.

Carajo ya me había olvidado lo terapeútico que es tu blog.

Un abrazo

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

...una vaina ser chancletero!

Pero buscar el hombre ya me da flojera, yo me planto

Fiorella Figueroa dijo...

Ummm yo discrepo, creo que si Dios te da la oportunidad de tener una hija mujer es para que empieces a tratar mejor a las chicas y así esa hija podrá ver en su futuro cómo un buen hombre puede tratarla.

Bsos

LETRAS AJENAS dijo...

risa extrema... con razón hay tanta mujer :)

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Elmo.

Muy cierto, a los pendejetes, la vida se las devuelve mandándoles hijas mujeres. Y la sola idea de que sus hijas se topen con alguien como ellos cuando eran jóvenes, les hace leña la cabeza.

Un abrazo.

LUCHO

Elmo Nofeo dijo...

Cafeinomana:
Con eso de la revocatoria todos están sensibles.

Si lo dice Don Goyo que lo vive en carne propia no hay porque dudar.

Un abrazo.

Viejo.lobo:
Supongo que los de las nietas se trata de casos extremos como el de Don Goyo.

Saludos.

Clonpi:
El ser marcados es un mal menor frente a lo otro.

Saludos.

Marcelo Gasan:
Yo he sido un santo y solo tengo un hijo, somos mayoría en casa.

Saludos.

Marite Alarcón:
Todas las evidencias asi lo confirman.

Un beso.

:):
"La mujer que es de mala conciencia,
la mujer que es de mala conciencia,
de ser mala hija,
de ser mala hermana,
de ser mala tía,
de ser mala esposa,
de ser mala suegra,
de ser mala novia,
con todos los hombres"
(El Trio La Rosa)

Angel Castillo Fernández:
Solo los hombres tenemos que sufrir esas calamidades.

Un abrazo.

OKIPERU:
Si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada.

Saludos.

Fiorella Figueroa:
Entiendo tu punto de vista, pero las evidencias apuntan hacia otro lado.

Un beso.

Letra ajenas:
No me había percatado de eso, las mujeres son más en el mundo.

Luis Guadalupe:
En efecto, la marcación por parte de las hijas es un mal menor respecto a lo que mencionas.

Un abrazo.