miércoles, 6 de noviembre de 2013

Comida no tan fina

Hace unos años concurrí a un evento con bufet incluido realizado en el Swiss Hotel, al regresar a casa le expliqué a mi esposa que mi estomago no andaba bien: “estoy con una bicicleta brava”, luego de interrogarme por lo qué comí concluyó: “ah, es que la comida era muy fina para ti”, no pude dejar de celebrarle la ocurrencia a pesar de la bicicleta de 10 velocidades.

Pero luego de los recientes acontecimientos: el de La Trattoria y el de EDO Sushi Bar, estoy convencido de que no era yo, sino ellos los culpables de la bicicleta.

¿Y tú dónde preferirías comer?

  

11 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Yo prefiero comer unos taquitos al pastor que un sushi o un salmón porque mi estomago -al igual que el tuyo- no es refinado jaja y mi paladar menos.

Saludos

Marite Alarcón dijo...

Esa Elmita síq ue sabe!!! Qué genial ocurrencia!

Oye lo de EDO sabía, qué maleado ah! O sea maleado que las salsas estén malogradas??? Por Dios!!!

Pobre Elmitooooooooo!!!
Sana, sana colita de rana!

Gary Rivera dijo...

Jajajaja también me ha pasado! Luego de haber desayunado y almorzado durante un año en el hospital militar he fortalecido mi sistema inmunológico que podría comer en cualquier lugar de la avenida Abancay sin tener problema alguno! Pero no podrás negar que esa comida “ficha” es rica!! Me llega que te sirvan tan poquito y muy caro!

Eduardo Rodríguez dijo...

no tengo problemas con mi estómago. He comido en el Edo, en el Swissotel, en el Meliá, en el Marriot, así como en cualquier carretilla (que se vea al menos limpia) y normalmente no me pasa nada.
Pero como dice la malquerida, por ejemplo no pagaría por ir a comer al Edo (la vez que fui, fue por una reunión de trabajo), prefiero comer mi mancha pecho en el mercado de chincha.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Elmo. Bien maleados de que de repente, las salsas se malogren con el calor.

Es rico comer en esos sitios, pero mientras te inviten porque son recontra caros y no guarda proporción lo que comes con lo que gastas.

Un abrazo.

LUCHO

Elmo Nofeo dijo...

la MaLquEridA:
Siempre es un problema: si tienen el estomago refinado te cae mal la comida de la calle, si tiene estomago de camionero de te cae mal la comida fina.

Saludos.

Marite Alarcón:
Las salsas de sirven y se cambian en cada servicio, Si reciclan hasta las salsas, que no harán con los ingredientes más caros. Seguro que te vende toyo por lenguado como Miguelito Barraza.

Un beso.

Gary Rivera:
Si en el colegio tomaste polenta, si tragaste eso llamado leche Enci o si has frecuentado la muerte lenta de San Marcos eres invencible.

Saludos.

Eduardo Rodriguez:
Los restaurantes más fichos son los que más me han decepcionado, los mozos deben pensar que ha sido de mi agrado porque no dejo nada en el plato, pero yo como buen pobre no dejo nada.

Un abrazo.

Luis Guadalupe:
Esos si, conmigo no juegan a la comidita, en el plato debe haber un cerro de comida.

Un abrazo.

Daniela Muente dijo...

Yo no sé que he comido pero creo que la torta de cumpleagnos no se quedará mucho tiempo dentro mío.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

Nunca, pero nunca, intentes comer una galleta Chaplin en el centro de Lima, pleno verano, y a las cuatro de la tarde...

Ni se te ocurra retarme.

(Un mate de risa el comentario de MU... ya deberías activar la opción de responder comentarios)

Elmo Nofeo dijo...

Daniela Muente:
Seguro que te comiste una de las tortas de la Plevisani.
Yo creía que solo Gastón era internacional.

Saludos.

Oscar C. OKIPERU:
Debes estar bromeando, una galleta Chaplin es to más inocuo que hay.

Prefiero no modificar nada en el Blogger, la última vez que lo hice sin querer cambié de plantilla y me hice miembro de Google+.

Saludos.

Edch dijo...

Yo confío en mi tía veneno al frente de mi universidad que cualquier pituco vendedor de salmones.

Elmo Nofeo dijo...

Edch:
Haces bien, esos lugares nunca te van a defraudar, siempre se como rico y abundante.

Saludos.