viernes, 14 de febrero de 2014

MONÓLOGO 78

Hoy voy a sacar a mi corazón de su lugar, 
lo voy a amarrar a un pabilo y 
lo voy a llevar a pasear por toda la ciudad;
si prefiere pasear altivo como un globo o
si lo tengo que llevar arrastrando como un perro,
depende de él, 
yo ya no mando en mi corazón

9 comentarios:

Daniela Muente dijo...

PRIMERAAA!!

(por primera vez y no sé qué decir porque ya lo comenté en mi blog)

Gary Rivera dijo...

que buena!!!!!!!!
Siempre he pensado que amo con e cerebro! jejeje

Gary Rivera dijo...

que buena!!!!!!!!
Siempre he pensado que amo con e cerebro! jejeje

la MaLquEridA dijo...

Estás frito entonces.

Marite Alarcón dijo...

Estamos con el amor a flor de piel... me gusta cuando escribes así, con el corazoncito!

Eduardo Rodríguez dijo...

creo que quien maneja la pita de ese corazón no eres tú.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

Se pasó de pendavis EDUARDO...

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Elmo. Cuando estás enamorado, simplemente, te dejas llevar por tu corazón. Y lo aceptas feliz de la vida.

Un abrazo.

LUCHO

Elmo Nofeo dijo...

Daniela Muente:
Ya lo dijiste, eres la primera.

Por si acaso, se vale repetir lo del blog.

Saludos.

Gary Rivera:
Solo con el cerebro, no vale.

Saludos.

la MaLquEridA:
Ya me había dado cuenta de eso.

Saludos.

Marite Alarcón:
Es lo que se me ocurrió al leer el post de Mu.

Un beso.

Eduardo Rodriguez:
También me he puesto a pensar en eso y se me vino a la mente "dueño de ti, dueño de qué, dueño de nada".

Un abrazo.

Oscar C. OKIPERU:
Algo de razón tiene Eduardo.

Un abrazo.

LUIS GUADALUPE:
Macho que se respeta, no anda por ahí mostrándose enamorado.

Un abrazo.