miércoles, 30 de abril de 2014

MONÓLOGO 82

Después de Obama cualquiera es nobel, después de Juan Pablo II cualquiera es santo.

9 comentarios:

Gary Rivera dijo...

esto solo democratiza el nobel y la santidad!
AHORA CUALQUIERA!! PUEDE SER NOBEL O SANTO!!!

me pondré a la cola!!!

Eduardo Rodríguez dijo...

jajaja buena estimado Elmo has sido preciso. Entonces a mi también me pueden nombrar santo, sobrado cumplo, soy mejor persona, al menos no he cometido delitos, no protejo pedófilos, no me lleno de plata a costa de los demás y no soy responsable de la explosión demográfica. Que me canonicen, además no conozco ningún San Eduardo, así que debo ser el primero.

Edch dijo...

Totalmente de acuerdo con usted, Elmo.

Marite Alarcón dijo...

Oye pero Juan Pablo es lo máximo... no te pases ah!

Geraldine H. Gamarra dijo...

Aish con San Juan Pablo II no te metas :(

Elmo Nofeo dijo...

Gary Rivera:
Nos pondremos en la cola, yo no quiero ser nobel pero si santo.

Un abrazo.

Eduardo Rodriguez:
A propósito, tampoco hay San Elmo, yo también quiero ser santo.

Un abrazo.

Edch:
Ahora que las noticias son rápidas, es fácil enterarse de los entretelones de esas otroras respetables instituciones.

Saludos.

Marite Alácon:
No vamos a discutir, porque serían tres contra uno y eso no es equitativo.

Un abrazo.

:
Juan Pablo II fue hecho Papa para polarizar más la guerra fría, así como Lech Walesa fue hecho nobel.

SAludos.

la MaLquEridA dijo...

¡Aplausos!

Elmo Nofeo dijo...

la MaLquEridA:
Gracias totales.

Saludos.

FrancHis Neumann dijo...

Concuerdo de cabo a rabo.