martes, 10 de noviembre de 2009

En el ego

Estas dos semanas de ausencia fueron motivadas (espero que dicho verbo exista) por algo de trabajo atrasado, las clases de maestría que empiezan a ajustar y un diálogo entre mi esposa y yo, lo que me hizo repensar mi relación con el blog.

Por lo que una vez dilucidado el tema, sepa usted blog-leyente que este blog:

  1. no es producto de una decepción amorosa (un hombre no escribe un blog en esas circunstancias, sino que va y reta a su rival de amores),
  2. no es para buscar novia (un hombre no pretende encontrar novia escribiendo un blog sino que va y la busca apelando a la mejor arma de un hombre, su inteligencia),
  3. no es para demostrar o demostrarme algo (no le debo nada a nadie, excepto a Mamuska a quien le debo hasta la vida, y, ya estoy viejo para demostrarme cosas a mi mismo),
  4. no tiene detrás a un escritor frustrado (lo de Mono Escritor es un buen chiste de Inventarte),
  5. no hay intenciones de figuretear (no espere encontrar intimidades ni fotos),
  6. no hay ánimo de lucro,

este blog sigue su curso.

Todo se originó a raíz de la compra de un nuevo ropero, razón por lo cual mi esposa dedicó un fin de semana a organizar la ropa entre los roperos existentes y el nuevo. Cuando llegué a casa encontré que mi camisa ochentera preferida formaba parte de un montón de ropa que mi esposa había separado. El diálogo sostenido con mi esposa fue el siguiente:

Elmo: ¿Qué piensas hacer con toda esa ropa?
Mi esposa: La voy a regalar.
Elmo: ¿A quién?
Mi esposa: No sé, ya buscare a quien le interese…
Elmo: Regala todo menos mi camisa ochentera (imponiendo autoridad en casa).
Mi esposa: Elmo, tú ya eres un señor y ya no usas esa camisa (intentándolo por las buenas).
Elmo: Pero la puedo volver a usar...
Mi esposa: Vive tu realidad, ya eres mayor ¿cuándo crees que vas a usar esa camisa? (en tono reprensivo).
Elmo: Espera a que me llegue la crisis de los cuarenta (tratando de bromear).
Mi esposa: ¿No te has dado cuenta?, la crisis ya te llegó desde que te metiste a eso de los blogs (golpeando mi ego y poniendo sobre el tapete la razón de este blog).

No hay duda que las mujeres golpean más fuerte y donde más duele.


28 comentarios:

Javier dijo...

gracias por darnos tantos detalles de tu ausencia :D

Fiore dijo...

jejeje
la señora pone la autoridad
bien ahí...
:P
a regalar toda esa ropa y por allí alguno que otro artículo antiguo
jeje

bsos de esposa primeriza y Recién casada

Fiore dijo...

ah! y tienes menos de cuarenta? yo pensaba que tenías más, mucho más :D

(con cariño x siacaso)

bsos!

Yani dijo...

jajaja linda tu esposa!!! ya me cae tan bien como tú. saludos! ,)

Angel dijo...

toooooma! eso fue golpe bajo.

saludos

¤Jû€nðy dijo...

si pues.. donde mas duele XD

mermelada dijo...

mi rata también tiene opiniones así respecto a lo de mi blog.. jajaja

y sí, las mujeres sabemos dónde dar!

Mar dijo...

Aiins mi troll bello, siento decirtelo asi en frio pero ESTOY DE ACUERDO CON TU MUJER...creceeeer!!, ajajaja

Te puedo dejar un beso o ya no recuerdas a las viejas amigas ausentes...

Qettah...desde la roca que me cobija

PD... solo ausente, intentando no perderme.

Clau dijo...

"Va y la busca apelando a la mejor arma de un hombre, su inteligencia"

¡Me encantó!

Inteligencia y esa maravillosa capacidad de hacer reir... ¡con eso ya tienen la tarea casi hecha!

Ahora bien, esa manía de guardar cachivaches es más femenina que masculina... asi que esa camisita debe ir ipso facto a la bolsa de "ropa para regalar"... asi haces feliz a alguien necesitado y (lo más importante) haces feliz a tu sabia esposa ;)

¡Besos!

ando... dijo...

Ouch! Me pregunto que te dirá en las discusiones realmente serias. Ese fue un gancho al hígado.

Un abrazo

P.D. He posteado.

Ronny Lionel dijo...

Permítame, maestro, pero una mujer jamás bota a la basura la ropa de un varón. Ni siquiera un calzoncillo, ni un pañuelo.

El varón es quien decide cuándo botar su ropa, sus libros, sus discos y sus cuadernos, apuntes, fotocopias, etc. de la universidad. Ni mi madre los toca.

Eso sí, con lo demás sí pueden hacer lo que deseen ;)

un abrazo

Adriana dijo...

Uyyy, la crisis eh!
Besos

Paolita dijo...

*E
p
A
*

GINNA dijo...

Jajajaja, pobresito..pero nos aman verdad?

Damian dijo...

creo que la debe escribir el blog es tu sra. x lo menos es mas ocurrente jajaja

Angel Castillo Fernández dijo...

Esta vaina de los blogs se puede resumir en una frase de El Padrino. Yo me salí hace unos años, pero "Creía que estaba fuera, y ¡me vuelven a meter...!"

katiadocumet dijo...

Para el que no tiene esa relación mágica con los blogs es difícil entender que realmente no se hace con ninguna de las intenciones que pusiste al inicio.
A mi fué mi esposo el que me lanzó al mundo de los blogs, aunque él ni tiene uno ni los visita...sospecho que lo hizo para que no lo atormente tanto con todas mis quejas culinarias
Tu camisa ochentosa? ya fué!! :)
Saludos,
Katia

Elmo Nofeo dijo...

Javier:
Tampoco hay tanta intimidad, oiga usted.
:)

Saludos.

Fiore:
La autoridad la pongo yo, eso fue un golpe bajo.

NO es que tenga menos de 40 sino que la mencionada crisis no me llega.

Un beso.

Yani:
Linda y sabe donde golpear.

Saludos.

Angel:
¡Ouchhh!

Saludos.

Juendy:
En el mismo ego.

Saludos.

Mermelada:
En serio, ¿también piensa que es una perdida de tiempo?

Ya aprendí la lección.

Saludos.

Mar:
Este si que es un milagro.

Acá en Perú los milagros ocurren en octubre, pero el milagro de tu aparición se tardó un poco.

Un beso.

Clau:
Me he propuesto salvar mi camisa a toda costa.

Un beso.

ando:
Discusiones serias no hemos tenido.
Dicen que las discusiones serias las inician los hombres y las otras las inician las mujeres,
por mi parte no pienso discutir.

Un abrazo.

Ronny Lionel:
Concuerdo contigo, es la razón de este post, dejar un precedente que las cosas de un hombre son sagradas.

Un abrazo.

Adriana:
No hay crisis.

Un beso.

Paola:
¡Epa y dale!

Saludos.

Ginna:
¡Bienvenida!
Eso si, los hombres somo las criaturas, más nobles.

Saludos.

Damian:
Eso es lo que le he dicho, pero ella dice que no está para perder tiempo (eso también duele).

Saludos.

Angel Castillo:
Si tienes algo que decir, es difícil salirse de los blogs.

Saludos.

Katia Documet:
Me pareció genial la idea de tu esposo (dale las gracias de mi parte),
lo voy a poner en práctica para que mi esposa no me atormente con sus quejas que van desde la duración del amor hasta
la naturaleza de los procesos estocásticos y ergódicos.

Mi camisa aún vive y prefiero referirme a ella como ochentera, ochentosa suena más a achacosa.

Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Volviste para alegrarnos la vida tu blog es especial para mi porque siempre.. siempre... me hacés sonreir
te mando un beso ...dos besos.. tres:)

JAVIER dijo...

Uyyyy!!! eso si que dolio pero tiene razón jajaja...

Un abrazo desde Japón.

Chio dijo...

que figureti que soy :S

Mieszko dijo...

Vaya felicidades por el blog, esta muy bueno. Y sobre la discucion ni hablar te dieron fuerte, imagino que no pensaras cerrar el blog no?

Mieszko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ronny Lionel dijo...

Eso mismo, maestro: las cosas de un hombre son sagradas.

Claro que hay cosas menos sagradas que otras, sobre cuya disposición el varón puede negociar con la mujer... para que ella no haga problema y siga dedicándose a sus quehaceres... :P

Un abrazo (y besos para la figureti...) :$

maga dijo...

Jajaja... pobre elmo! espeo que para la crisis de los 40 (que espero q no haya sido realmente el blog), encuentres ropa más... in? jaja

Elmo Nofeo dijo...

Recomenzar:
Gracias por tus palabras Mucha.

Un beso.

Javier:
¿Cómo que tiene razón?, no te pases.
:)

Saludos.

Chio:
A mi no me parece, la foto esta bonita.

Saludos.

Mieszko:
¡Bienvenido!
Cerrar el blog, xcomo se te ocurre.

Saludos.

Ronny Lionel:
En efecto, la camisa ochentera sigue conmigo.

Un abrazo.

Maga:
Créeme, este blog no tiene nada que ver con la falta de afecto propio de los 40.

Saludos.

Rous dijo...

eso estuvo peor que una patada de Batistuta en la entrepierna (y con chanca buques)

Elmo Nofeo dijo...

Rous:
Eso si que duele.
:)