martes, 28 de febrero de 2017

No solo de pan vive el hombre

Mi esposa y yo regresamos cansados de hacer las compras para el colegio, Elmito también fue con nosotros pero él nunca se cansa.

El plan era llegar a casa, tomar un buen lonche y acostarnos sin cenar. Mi esposa me preparó cuatro panes con lomo para el lonche y a Elmito sus dos panes con su vaso de leche.

Eran las 8:00, estábamos en el dormitorio:

Elmito: Mamá tengo hambre.
Elma: Elmito, te preparo pan con hamburguesa.
Elmito: ¡No mamá, no quiero pan!
Elma: Pan con hamburguesa y mayonesa.
Elmito: No mama, quiero comida, hamburguesa con arroz y mayonesa.

Y mi esposa no se salvó de cocinar.

1 comentario:

la MaLquEridA dijo...

Ay la cocina y sus olores adictivos.


Saludos Elmo (me quedare con la duda de saber si realmente eres feo).